Huérfano y abandonado, migrante guatemalteco lucha por salir adelante

El migrante guatemalteco Gaspar Marcos de 18 años, originario de Huehuetenango, es uno de los tantos menores de edad que tomaron la decisión de viajar hacia Estados Unidos para tener una vida mejor.

Marcos perdió a sus padres cuando tenía cinco años, por lo que una vecina se hizo cargo de él. Sin embargo, a los 12 años lo sacó de la casa y el joven comenzó a trabajar como lustrador de calzado, con ese dinero se pagó clases para aprender a leer y escribir en español.

A los 13 años, Marcos decidió migrar hacia el norte, llamó a un medio hermano que vivía en Los Ángeles y emprendió el viaje junto a un coyote. El niño se perdió durante tres días y luego de una semana de haber estado sin comer ni beber nada se desmayó. En ese momento el coyote lo abandonó. 

Solo, Marcos logró llegar a Texas, en donde fue secuestrado por dos hombres que le exigían 3 mil dólares para dejarlo ir, sin embargo logró negociar 1 mil dólares que le fueron enviados por un familiar, que le compró el boleto de autobús hacia Los Ángeles. Sin embargo fue detenido en Arizona

Por su edad, Marcos se tuvo que presentar a una corte, antes de ser liberado para que se quedara con su hermano. Meses más tarde, el joven tuvo una pelea con su hermano y se tuvo que establecer por su cuenta. 

Marcos consiguió un empleo en donde le pagaban 5 dólares la hora en una fábrica de ropa, después fue contratado en un restaurante por un pago de 10.50 dólares la hora que le permiten pagar 600 dólares mensuales de renta. 

"Si usted no tiene la educación, nadie lo respetará", dijo. "Si no se educa a sí mismo, no tiene empleo. Quiero ser una buena persona y tener una educación ... tener un buen trabajo, estable. Quiero tener un hogar, el tipo de casa que nunca tuve ", afirmó Marcos en una entrevista para el medio LATimes.com. 

Actualmente Marcos estudia en Belmont y mientras trata de aprender, trabaja. El joven podría recibir una visa de migrante juvenil especial que se le otorga a niños que han sido abusados o abandonados por ambos padres. 

* Con información de www.latimes.com

19 de julio de 2016, 21:07

cerrar