MP detalla las plazas fantasma pero los ex diputados las niegan

En el primer día de la audiencia de primera declaración de los tres ex diputados capturados Edgar Cristiani, Carlos Herrera, Alfredo Rabbé y el ex director Legislativo Luis Mijangos, el Ministerio Público (MP) detalló los nombres, cargos y salarios de las personas contratadas por el Congreso de manera anómala, que cobraban salario pero no llegaban a trabajar.

En total, según las autoridades, los tres ex parlamentarios contrataron de manera irregular a 73 personas. Entre éstas figuran varios familiares, como la nieta de Carlos Herrera o el pariente de Edgar Cristiani que se desempeñó como sus asistente devengando Q20 mil mensuales.

En la lista también figura la esposa del hermano de Cristiani, que contaba con un salario de Q10 mil al mes.

En el caso de Luis Mijangos, el fiscal explicó que el exdirector legislativo autorizó para la junta directiva que ejerció en los años 2014 y 2015, un total de 250 plazas, sabiendo que solo habían nueve oficinas, 35 equipos de computo y 40 escritorios.

La fiscalía señala que los cuatro ex funcionarios “se extralimitaron en sus funciones”, a Mijangos el fiscal le achacó el hecho de no haberse negado a firmar los contratos. 

Ellos niegan que sean plazas fantasmas

La estrategia de dos de los tres ex diputados fue negar las acusaciones. Carlos Herrera, quien a ratos se quedaba dormido en la audiencia, dijo en su breve declaración: “en qué ley dice que hay que darles equipo de oficina”, en alusión al fiscal que mencionó que el número de personal no era acorde con el mobiliario existente.

"El Congreso el año pasado estaba muy convulsionado por lo que pasó con Otto Pérez y Baldetti" dijo Herrera, quien trató de hilar la idea con que su nieta y otro asesor que trabaja en Futeca, sí realizaron trabajos para él. “Mi nieta que fue mencionada aquí, no lo niego, pero me hacía asuntos específicos”, indicó.

La nieta de Carlos Herrera, nombrada como su asistente, devengaba Q10 mil al mes.

Jamás yo podría tener una plaza fantasma, porque para mí un fantasma es algo que no existe y en el caso mío eso no (…) toda la gente que yo tuve llegó al Congreso
Carlos Herrera
, exdiputado

Alfredo Rabbé negó que se trate de plazas fantasmas y Edgar Cristiani prefirió no declarar.

El ex director Legislativo también optó por declarar ante el juez Walter Villatoro. En su defensa, leyó varios artículos de la Ley de Régimen Interior del Congreso para justificar su actuar. Mijangos aseguró que los contratos fueron firmados porque ya tenían el aval del presidente del Congreso. “¿Quién era yo para decirle no a la máxima autoridad del Congreso?”, mencionó.

Los tres que declararon se negaron a aceptar preguntas del MP.

La audiencia de primera declaración seguirá el lunes, cuando la fiscalía y CICIG, que actúa como querellante, soliciten ligar a proceso a los cuatro ex funcionarios.

El caso está a cargo del juez Décimo de Primera Instancia Penal, Walter Villatoro.

 

 

 

27 de mayo de 2016, 18:05

cerrar