Caso Redes: Las escuchas que vinculan al operador con empresa Zeta Gas

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad del Ministerio Público (MP) presentó este martes algunas escuchas telefónicas en el caso que conocido como Caso Redes, en el cual figura el yerno del presidente Otto Pérez Molina, Gustavo Martínez, quien supuestamente utilizó sus influencias en el cargo para beneficiar a dos empresas privadas por medio del Gobierno.

Sin embargo, en el primer caso de los tres presentados es el de la empresa Zeta Gas, en la que el operador de las Redes, César Medina Farfán, entabla conversaciones con el gerente de Zeta Gas, Luis Zavala, escuchas que se hicieron entre julio y octubre de 2014, como parte de las investigaciones del MP la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). En él, Medina Farfán realiza los contactos necesarios con la empresa Zeta Gas Centroamericana S.A., para que puedan realizar movimientos anómalos y con ello construir un depósito aduanero. 

En las escuchas, Medina Farfán relaciona con CM, es decir, Carlos Muñoz, el entonces jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), a quien refieren que es el "mero jefe". El objetivo de la negociación es cambiar un documento que en un inició hubiese costado 5 millones de dólares y finalmente quedó en 5 millones de quetzales. 

 
Medina Farfán fue el intermediario del contrato está acusado de asociación ilícita, cohecho activo, tráfico de influencias y falsedad ideológica.
 

En este caso también se detectó a Medina Farfán como responsable de colaborar con Muñoz para solventar una situación legal con una jueza, y en otro caso de beneficios a Jaguar Energy.  

En la audiencia se presentó otra escucha entre Medina Farfán y un negociador de Zeta Gas, identificado como William Arbizú, quienes conversan sobre la forma de ayudar al gerente de esa empresa Luis Zavala en conseguir su residencia en Guatemala.

Por motivos de tiempo, la jueza Virginia Amparo de León trasladó para este miércoles la continuidad de la diligencia. 

El acceso a la prensa fue denegado en la mañana, porque la diligencia había sido declarada bajo reserva, situación que fue retirada para permitir el acceso a los medios de comunicación. 

El caso en el que entra Gustavo Martínez, quien está siendo juzgado por tráfico de influencias y asociación ilícita, aún no ha salido a la palestra.

* Con información de Evelyn de León/Soy502

14 de julio de 2015, 17:07

cerrar