Muere Alfie Evans, un bebé al que la justicia europea dejó morir

El pequeño se robó el cariño de muchas personas alrededor de Europa y este sábado falleció. (Foto: AFP)

El pequeño se robó el cariño de muchas personas alrededor de Europa y este sábado falleció. (Foto: AFP)

El bebé británico Alfie Evans, que se encontraba en estado terminal, murió este sábado tras una larga batalla judicial de sus padres por lograr prolongar el tratamiento contra la opinión de los médicos, un caso que movilizó hasta al Vaticano.

"A nuestro pequeño le crecieron las alas. Tenemos el corazón roto. Gracias a todo el mundo por su apoyo", dijeron en Facebook  Kate James y Thomas Evans, los padres del pequeño de 23 meses.

La justicia británica había rechazado el miércoles un último recurso de James y Evans que, con el apoyo del papa Francisco y del gobierno italiano, reclamaban continuar el tratamiento de su hijo en Italia, donde los hospitales habían propuesto acogerlo.

Esta decisión puso fin a una larga batalla judicial entre los padres del menor y el equipo médico del hospital infantil Alder Hey de Liverpool donde Alfie estaba ingresado desde diciembre de 2016.

Según el establecimiento médico, el bebé, nacido el 9 de mayo de 2016, sufría una patología neurodegenerativa rara y para la cual no existía tratamiento. Sus médicos consideraban que no era conveniente continuar tratándolo.

Tanto la Alta Corte de Londres, como la Corte de Apelación y la Corte Suprema británicas se pronunciaron a favor del equipo médico. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos también rechazó la petición de los padres.

TE PUEDE INTERESAR: 

28 de abril de 2018, 10:04

cerrar