Pablo González, el acérrimo defensor del "líquido mágico" de Amatitlán

Su nombre era desconocido hasta que salió a luz el proyecto para contratar a una empresa israelí para limpiar el lago de Amatitlán y él apareció como uno de los más interesados en defender, con vehemencia, el proyecto y figuraba como el representante de la Vicepresidencia.

Se llama Pablo González, era el Secretario de Agua y Saneamiento que apoyó públicamente la propuesta. Sobre él pesaban dos denuncias interpuestas ante los tribunales: una por malversación y otra por incumplimiento de deberes y fraude. Este martes fue capturado por la supuesta estafa en el Lago de Amatitlán.

ADEMÁS...

González era, sin duda, uno de los colaboradores más cercanos de Roxana Baldetti. Su nombre completo es Pablo Roberto González Barrio y el ímpetu con el que descalificaba cualquier opinión o cuestionamiento al proceso de limpieza, no dejaba de levantar suspicacias. Encabezó la presentación pública del proyecto de limpieza del lago de Amatitlán, luego de las sospechas y críticas que el negocio había despertado en los medios; fue el único, además, a quien la entonces vicepresidenta autorizó a subir a su lancha, para acompañarla en un recorrido con la prensa.

OTRAS NOTAS SOBRE EL TEMA:

23 de febrero de 2016, 10:02

cerrar