Otto Pérez Molina, aún como Presidente, se enfrenta a la justicia

Otto Pérez Molina es el primer Presidente de Guatemala, aún en funciones, que se sienta en el banquillo de los acusados, señalado de actos de corrupción en la red de defraudación aduanera conocida como La Línea.  Pese a que presentó su renuncia al Congreso en la madrugada del miércoles 2 de septiembre por la noche, luego de mantenerse en el cargo por más de cuatro meses desde que explotó el escándalo, el Legislativo no ha conocido ni aceptado su renuncia y por ello está en la audiencia en calidad de mandatario. 

Pérez Molina llegó a Torre de Tribunales a eso de las 9:30 horas para colocarse a disposición de la justicia, con un semblante de cansancio, vestido con traje oscuro, corbata roja y menos seguridad con la que se desarrolló la primera audiencia de Roxana Baldetti, su exvicpresidenta vinculada por el mismo caso

¿Un mal regional?

Otto Pérez Molina se suma a los presidentes centroamericanos que, como lo reseña hoy el periódico de España El País, forma parte de la lista de 13 presidentes en Centroamérica que han sido denunciados por corrupción durante su administración, en su caso, entre 1990 a 2015.

Pérez Molina y el panameño Ricardo Martinelli Berrocal se suman al listado de funcionarios con sendos señalamientos de corrupción, al igual los costarricenses Rafael Ángel Calderón (1990-1994), José María Figueres (1994-1998) y Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002); los panameños Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) y Mireya Moscoso (1999-2004); el salvadoreño Francisco Flores (1999-2004); los hondureños Rafael Callejas (1990-1994) y Manuel Zelaya (2006-2009); los nicaragüenses Arnoldo Alemán (1997-2002), Enrique Bolaños (2002-2007) y Daniel Ortega (1985-1990); y los guatemaltecos Jorge Serrano (1991-1993) y Alfonso Portillo (2000-2004).

De los 15, solo Calderón y Rodríguez (Costa Rica), Alemán (Nicaragua) y Portillo (Guatemala) estuvieron encarcelados, mientras que Flores (El Salvador) sigue en arresto domiciliario.  

El juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, es quien tiene a su cargo el caso de La Línea. Al presidente Otto Pérez Molina, se le sindica de los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

*Con información de El País

 

03 de septiembre de 2015, 09:09

cerrar