El controversial caso de una bebé fallecida que se movió en su funeral

El suceso tuvo lugar en el sector Xulá, del municipio de Retalhuleu. (Foto: Dermin Revolorio/Nuestro Diario)

El suceso tuvo lugar en el sector Xulá, del municipio de Retalhuleu. (Foto: Dermin Revolorio/Nuestro Diario)

El fallecimiento de Romelia Estefanía Molina Luis, de 16 meses de edad, conmocionó y provocó polémica entre los vecinos del sector Xulá, en el cantón El Esfuerzo, Retalhuleu.

Días atrás, la pequeña presentó diarrea y fiebre por lo que fue trasladada a la Pediatría del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de Mazatenango, lugar donde falleció el pasado domingo 7 de febrero a consecuencia de un paro cadiorespiratorio y un choque hipovolémico, por lo que fue remitida para su inhumación.

Sin embargo, durante la velación los padres de la bebé observaron el movimiento de un brazo y del ojo izquierdo de la bebé, por lo que dieron aviso a la Policía Nacional Civil (PNC) y al Ministerio Público (MP).

Aunque los médicos declararon el fallecimiento de la niña, ella ha tenido movimientos, lo cual es algo que no se puede explicar
Jairo García
, pastor evangélico.

Los fiscales que acudieron al lugar ordenaron el traslado del cuerpo a un centro asistencial para una nueva evaluación médica. Entre los indicios que desconcertaron a los testigos estaba que el cuerpo presentaba una temperatura normal y que aún no había entrado en estado de rigidez, usual entre los fallecidos. Sin embargo, al ser trasladada al centro asistencial del IGSS, los médicos confirmaron el deceso.

Tengo la fe y la confianza de que el Señor va a hacer una obra en la niña porque es un angelito de Dios
William Molina
, padre de la niña.

El cuerpo de la bebé aún no ha sido inhumado, ya que los padres guardan la esperanza de que no haya fallecido. Para ellos, han recibido el apoyo de sus familiares y amigos, así como de miembros de la iglesia a la cual asisten. De esa forma, han realizado jornadas de oración y servicios religiosos a la espera de que la niña dé señales de vida.

* Con información de Dermin Revolorio/Nuestro Diario

10 de febrero de 2016, 13:02

cerrar