Posición adelantada

Manuel Baldizón anunció junto a Carlos Ruiz que se está jugando en todos los departamentos la Copa Lider. (Foto: Soy502/Jesús Alfonso).

Manuel Baldizón anunció junto a Carlos Ruiz que se está jugando en todos los departamentos la Copa Lider. (Foto: Soy502/Jesús Alfonso).

A falta de ideas, esto es lo que hay: patadas, empujones, posiciones adelantadas y juego sucio en general.  Así empieza esta campaña, a 20 meses de la elección.

El pasado fin de semana ha marcado la pauta. Con la fiebre del Mundial a tope, los jugadores principales de este partido se han ido por los costados y han llevado el enfrentamiento político a las canchas de fútbol, en vez de disputarlo en la arena de las ideas y las propuestas.

La novedad del sábado fue que gobierno y oposición anunciaron dos torneos simultáneos para jóvenes.

La tarea de los partidos políticos es hacer canteras, pero de pensamiento, no de fútbol. Formar cuadros para la gestión pública, no escuadras para chamuscas.
Dina Fernández
, columnista

Después de un mes de evadir cámaras, Manuel Baldizón reapareció de la mano de Carlos "El Pescado Ruiz" para mostrar el trofeo gigante de la Copa Lider en una conferencia de prensa que se volvió una sesión de preguntas sobre plagios e imposturas académicas. El Pescado se impacientó, se enojó, dijo que aquello no era pelotón de fusilamiento y sacó “al doctor” de esa cancha donde había demasiada marca.

En el otro extremo de la ciudad, en los Campos del Roosevelt, la administración Patriota se congregó para dar el pitazo inicial de la Copa Presidente, donde llegaron a patear la pelota inaugural Dwight Pezzarossi y Martín Machón.

"El Tanque", Dwight Pezzarossi, se convirtió en el Comisionado Presidencial para el Deporte. (Foto: Twitter).
"El Tanque", Dwight Pezzarossi, se convirtió en el Comisionado Presidencial para el Deporte. (Foto: Twitter).

Para ponerle sal al caldo a esta jugada político/futbolística, el enfrentamiento no parece limitarse al Partido Libertad Democrática Renovada (Lider) y el Partido Patriota. A juzgar por los veteranos jugadores que acompañan a cada organización en estos campeonatos, la rivalidad está planteada para extenderse a equipos que por tradición se baten a duelo en la cancha.

Carlos Ruiz ha sido estrella de los rojos de Municipal, club que parece atraer los amores de Baldizón. Por otro lado, Dwight Pezzarossi fue por muchos años una ficha ganadora para el equipo blanco, Comunicaciones, del que según dicen, es devoto el actual presidente Otto Pérez.

Los torneos anunciados tienen diferentes ambiciones y magnitud. La Copa Lider es un evento nacional, donde supuestamente participarán 8,000 jóvenes. La Presidente es más modesta: sólo se jugará en la capital.

Puede que estos eventos resulten populares y sin duda, son una oportunidad de entretenimiento para los jóvenes. ¿Pero no se supone que los partidos políticos deberían estar haciendo trabajo más serio? ¿Trabajo político de verdad?

Los partidos deberían esforzarse en brindarle a la juventud una auténtica formación política. Lo suyo es hacer canteras, pero de pensamiento, no de fútbol. Formar cuadros para la gestión pública, no escuadras para chamuscas.

Y ¿cuál es el papel de los futbolistas en medio de todo este circo? ¿Se creerán ellos que sí hay posibilidad de hacer cambios en el deporte institucional en la dirección correcta o es simplemente una forma de pegarse al poder y ver qué consiguen? ¿Tienen ideas claras o están para cumplir las órdenes de los líderes políticos y servir a intereses ajenos al deporte y la población?

En lugar de afinar propuestas claras y realistas de trabajo para servir a la sociedad, los dirigentes políticos quieren sumarse a la samba mundialista y anestesiar la mente de la gente con fútbol.

La apuesta, desde luego, tiene riesgos. Carlos Ruiz, quien obviamente está de vuelta para hacer más política que fútbol, despertó entusiasmo pero hasta ayer que le devolvió el pulso a Municipal con un triplete, no había estado a la altura de las expectativas. ¿Y si los rojos no logran levantar? ¿Tendrá que tragarse esa cucharada amarga Baldizón?

Ni hablar de los Patriotas, que aveces parecen no estar en nada. Da risa que su idea de premiar a los ganadores de la Copa Presidente sea un viaje a Petén. Seguro llegarán a poner flores a los pies de la estatua del precandidato de Lider.

Ya sabemos qué esperar entonces de los próximos meses: partidos rudos, sin técnica y sobre todo, sin goles de cabeza. Por mí que les saquemos tarjeta roja ya.

16 de marzo de 2014, 23:03

cerrar