Risas y lágrimas en la presentación del libro "My life in Juárez"

Con lleno completo en la librería Sophos, fue presentado el libro "My life in Juárez", del periodista Juan Carlos Llorca. Esta fue la primera actividad de la serie de eventos que celebra el quinto aniversario de Plaza Pública, el primer medio nativo digital de Guatemala, donde Llorca trabajó como mentor para periodistas jóvenes y publicó su blog, hoy convertido en libro gracias al empeño de amigos y compañeros de trabajo.

La presentación de la obra estuvo a cargo de Enrique Naveda, Coordinador General de Plaza Pública, Juan Luis Font, director de Revista Contrapoder y Canal Antigua y Dina Fernández, directora de Soy502.

 

Luis Aceituno comenta la calidad narrativa de Juan Carlos Llorca. (Foto: Alejandro Balán/Soy502).
Luis Aceituno comenta la calidad narrativa de Juan Carlos Llorca. (Foto: Alejandro Balán/Soy502).

Además: Juan Carlos Llorca será recordado en la presentación de su libro

Naveda explicó que la publicación póstuma de "My life in Juárez" responde a un viejo anhelo de reunir algunas de las mejores entregas del blog que Llorca escribía para reflexionar sobre su propia vida, la convulsa realidad de la región fronteriza entre Ciudad Juárez, México, y El Paso, Texas, donde trabajaba como corresponsal de la agencia Associated Press, y la sociedad de Guatemala.

Lee aquí: Adiós al provocador entrañable

Los textos de Llorca que recoge el libro, prologado por los escritores Luis Aceituno y Arnoldo Gálvez, son los que tocan temas más íntimos, que van más allá de los acontecimientos políticos, y cuyo interés resulta más atemporal.  

Naveda indicó que el periodista escribió muchos de estos textos como una forma de explicar sus cavilaciones y conflictos a sus dos hijos adolescentes, Rafael y Juan Carlos, a quienes fue dedicado el libro. El coordinador de Plaza Público también entregó a los jóvenes una de las placas de impresión de la obra, que refleja un extracto donde el autor reflexiona sobre el legado a sus chicos.

El director de Contrapoder, Juan Luis Font, conmovido por recordar a Llorca, describió cómo el periodista disfrutaba retando a sus jefes y enumeró algunas de las notas más creativas que publicó en elPeriódico, como las batallas perdidas del Arzobispo Rodolfo Quezada Toruño con las palomas de la Catedral.

La periodista Dina Fernández de Soy502, resaltó las cualidades del libro, que calificó como un "western" donde Llorca es el forastero, capaz de describir las particularidades del desierto de Texas, pero a la vez, lo que su experiencia en el lugar tiene de universal.

Luego de las presentaciones, en el segmento reservado para la participación del público, varios colegas y amigos de Llorca contaron anécdotas del periodista. La columnista Lucía Escobar, por ejemplo, relató que en una ocasión en que estaba paralizada frente a la pantalla en blanco, Llorca tomó su lugar y escribió la columna en su nombre.

"Lo hizo en dos minutos, como si hubiera sido yo", indicó Escobar. 'Llorca comentó lo que yo pensaba mejor de lo que yo hubiera podido hacerlo. Luego a todo el mundo le gustó la columna y la comentaron mucho. Y lo que más cólera me dio es que lo hizo en dos minutos".

Otro amigo de Llorca contó que el reportero le había dado una de las lecciones más valiosas de "sus veintes". "Llorca era un tipo intenso, sobre todo para manejar. Cuando veía un túmulo, aceleraba", narró. En una oportunidad, el periodista lo invitó a almorzar a su casa y se sorprendió al ver que la cocina estaba llena de serchas, de las que colgaban espaguetis hechos a mano. "Me impresionó que este tipo que no tenía paciencia para los semáforos, se dedicara a hacer sus propios fideos. Llorca me enseñó que hay que moverse rápido, pero que a las cosas que importan, hay que darles tiempo para hacerlas con calidad".

El escritor Luis Aceituno, catedrático de Llorca en la Universidad Rafael Landívar, reiteró que Llorca fue uno de los mejores escritores de su generación y que desde muy joven vivía obsesionado con el manejo del lenguaje, para que sus textos fueran eficaces y se apegaran a una visión estética.

Al final de la velada, los hijos de Juan Carlos Llorca, Rafael y Juan Carlos, agradecieron la publicación del libro, que les permitirá conocer mejor a su padre.

 

 

25 de febrero de 2016, 12:02

cerrar