PSG y Real Madrid no pasan del empate a cero en Paris

El Real Madrid logró este miércoles en el Parque de los Príncipes un valioso empate (0-0) que les deja en buena situación para acabar primeros la fase de grupos de la Liga de Campeones y, de paso, empequeñece la leyenda del París Saint-Germain.

El resultado es bueno porque devuelve a los españoles la ventaja de campo para liderar el grupo, pero sabe a poco porque un Real Madrid plagado de bajas dejó una gran sensación de superioridad, basada en su dominio táctico que le permitió tener más ocasiones.

El Real Madrid logró convertir al PSG en un equipo menor, pese a afrontar el duelo con toda su plantilla, impresionante. Ambos siguen invictos y, en el caso blanco, sin haber recibido un gol en la Liga de Campeones y solo dos en la doméstica. Por diferencia de goles, el Real Madrid conserva el liderato del grupo.

Rafa Benítez le ganó la batalla táctica a Laurent Blanc y el resultado fue un Real Madrid que dejó una buena sensación y que no marcó porque Ronaldo no tuvo fino el punto de mira y porque Trapp efectuó un par de buenas paradas.

El equipo "defensivo" que Blanc había descrito la víspera refieriéndose al Real Madrid resultó ser una roca, un prodigio táctico ideado por Benítez que deja al genio de sus atacantes la tarea de marcar.

Mermado en ese sector, con Benzema y Bale ausentes, Ronaldo fue el principal referente, aunque el portugués marró dos buenas ocasiones, una en cada tiempo, de cabeza la primera y en tiro cruzado en la segunda.

21 de octubre de 2015, 14:10

cerrar