El racionamiento eléctrico apaga los centros comerciales en Venezuela

Vacíos se han visto los centros comerciales en Venezuela en horas de afluencia. (Foto: elestimulo.com)

Vacíos se han visto los centros comerciales en Venezuela en horas de afluencia. (Foto: elestimulo.com)

Desconcertados y molestos se mostraron los venezolanos que acudieron a los centros comerciales porque los encontraron cerrados y a oscuras, ante el racionamiento de electricidad ordenado por el gobierno por la inclemente sequía que azota al país.

"Es una locura, esta no es la solución, es una medida muy drástica que va a traer más desempleados y a golpear más la economía, que es un desastre", declaró Nataly Orta, de 48 años, frente a la enorme puerta metálica del centro Líder, en el este de Caracas, donde suele almorzar por estar cerca de la casa de venta de repuestos donde trabaja.

La medida, que entró en vigencia este miércoles por tres meses, establece que los centros comerciales deberán autogenerar la electricidad que consumen de la una a las tres de la tarde y de las siete a las nueve de la noche.

Las personas han llegado a los centros comerciales, pero han encontrado cerrados los locales. (Foto: 14ymedio.com)
Las personas han llegado a los centros comerciales, pero han encontrado cerrados los locales. (Foto: 14ymedio.com)

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta, aseguró que se trata de una medida temporal para estabilizar el sistema eléctrico y contrarrestar la sequía provocada por el fenómeno de El Niño, que mantiene en niveles críticos los 18 embalses del país.

"El gobierno está tomando acciones concretas para minimizar el descenso" de los embalses, dijo este miércoles Motta, quien acusó a algunos dueños de los establecimientos de "manipular" la directriz porque nunca se ordenó cierre.

Pero muchos, al no poder generarla, como Sambil (este) y El Recreo (oeste), decidieron más bien cerrar durante esas cuatro horas. Otros, como Líder y Millennium (este), optaron por trabajar solo de las tres de la tarde a las siete de la noche, cuando sí hay suministro de electricidad.

Más de 250 centros comerciales grandes de Venezuela, donde operan farmacias, mercados, tiendas, bancos y oficinas de diversos servicios al público, deberán acatar la disposición.

"Yo venía a la farmacia y al supermercado a ver qué encontraba y me topo con esto. Cada día nos sorprendemos más con lo que pasa en Venezuela", se lamentó Julia Torres, ama de casa de 54 años, en la explanada de Líder.

El economista Luis Vicente León advirtió que en el país no hay plantas eléctricas ni divisas para importarlas, y que los cortes de energía pueden dañar equipos, cuyos repuestos tampoco se encuentran en Venezuela.

"Esto denota la gravedad de la crisis estructural que vive Venezuela: institucional, económica, de seguridad y de servicios", opinó Asdrubal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica, según la cual el sector genera 580,000 empleos.

11 de febrero de 2016, 12:02

cerrar