Récord de frío en el norte de Estados Unidos

Unas personas se divierten con trineos delante del Capitolio de EE.UU.. El lunes habrá altas temperaturas durante las horas tempranas de la mañana como preludio a otro frente frío que azotsrá la región del Atlántico medio. (AFP)

Unas personas se divierten con trineos delante del Capitolio de EE.UU.. El lunes habrá altas temperaturas durante las horas tempranas de la mañana como preludio a otro frente frío que azotsrá la región del Atlántico medio. (AFP)

Estados Unidos se prepara este domingo para afrontar un frío polar, con sensaciones térmicas que podrían llegar a -50ºC, un récord en dos décadas, luego de soportar tormentas de nieve que han causado al menos 11 muertos.

Las autoridades exhortaron a la población a permanecer en su casa y hacer provisiones ante la ola de frío que acosa el noreste de Estados Unidos y el sureste de Canadá.

En los estados del centro y norte del país, los servicios meteorológicos prevén para el domingo que las temperaturas oscilen entre los -23°C y los -29°C, con mínimas por la noche que alcanzarían alrededor de -34°C. Peor aún, con vientos soplando en fuertes ráfagas, las sensaciones térmicas podrían descender desde los -45°C hasta los -51°C.

Los habitantes de Chicago tienen buen corazón, pero cuando las temperaturas descienden tan bajo como lo están pronosticando, será mejor prevenir las cosas con anticipación
Portavoz de los servicios locales de asuntos sociales y familiares de Chicago

Los servicios exhortaron a que todos los que puedan permanezcan al abrigo en lugares con calefacción durante los próximos días.

La denominada 'Ciudad de los vientos' podría batir el lunes su récord de temperatura más baja registrada en un día, que fue de -24°C, nivel alcanzado el 18 de enero de 1994 y el 24 de diciembre de 1983, recordó The Weather Channel.

En Minnesota, el gobernador Mark Dayton anunció que las escuelas públicas permanecerían cerradas el lunes: "He tomado esta decisión para proteger a nuestros niños de las temperaturas peligrosamente frías que están previstas para el lunes. Exhorto a todos los habitantes de Minnesota (...) a ser prudentes ante estas condiciones meteorológicas extremas", precisó en un comunicado.

Nieve apilada frente a un Home Depot en el centro comercial South Bay después de una tormenta invernal de dos días, en Boston, Massachusetts. La tormenta comenzó a mediodía el jueves con fuertes nevadas durante la noche hasta el viernes trayendo consigo frío extremo. (AFP)
Nieve apilada frente a un Home Depot en el centro comercial South Bay después de una tormenta invernal de dos días, en Boston, Massachusetts. La tormenta comenzó a mediodía el jueves con fuertes nevadas durante la noche hasta el viernes trayendo consigo frío extremo. (AFP)

"La exposición a temperaturas extremadamente frías puede ser causa de hipotermia o de congelamiento", lesión que puede provocar necrosis en la piel, advirtieron los servicios de la gobernación. "La piel puede congelarse en apenas cinco minutos con sensaciones térmicas de -45°C", señalaron los servicios meteorológicos de Minneapolis y Saint Paul, las "Ciudades Mellizas" de Minnesota.

Las nevadas que cubrieron el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá el viernes, perturbando especialmente al transporte aéreo, podrían retornar sobre una vasta zona que iría desde el sur de Misisipi (sur) hasta Ohio (norte), según los servicios meteorológicos.

En el vecino Canadá, las nevadas y la temperatura gélida han provocado cortes masivos de energía en Terranova. En Quebec, el termómetro registró -29°C el viernes luego de haber marcado un récord de -33,9°C. Habría que remontarse a 1968 para encontrar registros de frío polar como éstos.

Un jardinero del Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Nueva York, rompe sal que se usará para derretir la nieve en Carl Schurz Park luego de que una tormenta dejara hasta 7 centímetros de nieve. (AFP)
Un jardinero del Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Nueva York, rompe sal que se usará para derretir la nieve en Carl Schurz Park luego de que una tormenta dejara hasta 7 centímetros de nieve. (AFP)

En el noreste de Estados Unidos, donde hubo grandes nevadas el viernes, se decretó el estado de emergencia en New Jersey y en el estado de Nueva York.

La ola de frío reinante generó problemas técnicos en aviones y provocó retrasos y cancelaciones de vuelos desde el aeropuerto JFK de Nueva York (este) el viernes por la noche, dejando a grupos de pasajeros a la espera durante horas.

El viernes, debido a esta tormenta de invierno, hubo 369 vuelos cancelados con salida desde el aeropuerto JFK, sobre un total de 3.163 programados para todo el país, según el sitio especializado Flightaware. El sábado, se registraban 867 cancelaciones en todo Estados Unidos, de las cuales 94 eran en el JFK.

Una mujer quita la nieve de su carro con una pala en Concord Street East, Massachusetts. La tormenta comenzó a mediodía el jueves con fuertes nevadas durante la noche hasta el viernes. (AFP)
Una mujer quita la nieve de su carro con una pala en Concord Street East, Massachusetts. La tormenta comenzó a mediodía el jueves con fuertes nevadas durante la noche hasta el viernes. (AFP)

La gravedad de la situación quedó marcada por la presencia del popular nuevo alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio (52), quien al día siguiente de asumir el poder dio una muestra de su estilo de liderazgo, saliendo a la calle para conocer de primera mano los efectos del temporal.

De Blasio afrontó las bajas temperaturas, caminó y hundió sus pies en la nieve y no dudó en tomar una pala para limpiar el frente de su casa en Brooklyn, llegar hasta un taller mecánico municipal para hablar con los empleados, resolver sobre el cierre de escuelas, visitar a trabajadores de la salud en Queens y realizar una conferencia de prensa sobre la situación.

Desde comienzos del año, la ola de frío y la tormenta invernal ha dejado al menos 11 muertos en Estados Unidos.

05 de enero de 2014, 09:01

cerrar