El recuento de los daños: 23 especies murieron en el río La Pasión

Solo el tiempo, y los monitoreos permanentes en las aguas del río La Pasión, permitirán establecer las dimensiones del ecocidio ocurrido, luego que una sustancia química, que se presume sea el plaguicida Malatión, mató a miles de peces.

El equipo del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), que trabaja en el área, y el biólogo Diego Juárez, estudiante de maestría en la Universidad de Florida, concluyeron el recuento de las especies muertas.

Lo hicieron examinando cada uno de los costales que contenía miles de peces muertos. Eso les permitió establecer que son 23 diferentes especies las que se perdieron en la mayor tragedia que se haya visto en esa zona.

Pero si algo impactó ese recuento, fue encontrar muerta una especie que hacía muchos años que no se observaba. Se trata del Thorichthys pasionis, que debe su nombre científico precisamente a que es una especie propia del río La Pasión, a la que comúnmente se le conoce como Xixi.

Esta especie estaba ya en riesgo de desaparecer, y fue encontrada entre los miles de peces muertos en el río La Pasión. (Foto: Cortesía Conap)
Esta especie estaba ya en riesgo de desaparecer, y fue encontrada entre los miles de peces muertos en el río La Pasión. (Foto: Cortesía Conap)

LEE: El día que Sayaxché nunca olvidará

"Estamos en la etapa de análisis para precisar si estos pescaditos encontrados pertenecen a esta especie que ya se encontraba en peligro de extinsión. Cuando lo detectamos entre esa inmensa cantidad de peces muertos no pudimos más que conmovernos, al dimensionar el daño extremo que se ha causado", dijo Rafael Ceballos, de Conap en Sayaxché.

Para el acuicultor Manuel Ixquiac, de Fundaeco y el Centro de Estudios del Mar, la muerte de esta especie representa la tragedia real que se ha vivido en el río La Pasión. "Es muy triste... quizá son los últimos que nuestros ojos vieron, y los vimos muertos en esta tragedia".

ADEMÁS: Desolación en el barrio "el Pescador"

Ahora, los esfuerzos están centrados en establecer cómo se recuepera la fauna del río, haciendo recuentos en diferentes sectores y monitoreando que los peces encontrados, estén sanos. Si bien muchos peces han comenzado a aparecer, se perdieron los peces pequeños y medianos, lo que implica que se verá afectada la pezca de este y el próximo año. 

Y sumado a esto, las autoridades deberán encontrar las estrategias adecuadas para hacer cultivos de especies, si las condiciones del agua lo permiten, pues la presencia del pez diablo, el gran depredador del río, permanece.

ENTÉRATE: La empresa que está en el centro de la catástrofe

 

 

20 de junio de 2015, 09:06

cerrar