El "Reloj del apocalipsis" marca dos minutos y medio para el final

El reloj funciona como un índice que determina el tiempo que falta para el fin del mundo. (Imagen: pysnnoticias.com)

El reloj funciona como un índice que determina el tiempo que falta para el fin del mundo. (Imagen: pysnnoticias.com)

El "Reloj del apocalipsis", es un artilugio simbólico cuya medianoche caracteriza una catástrofe nuclear, con el propósito de mantener la conciencia global sobre el peligro del armamento nuclear, que nos pone al borde del fin del mundo.

También conocido como el "Reloj del día final", este marca actualmente las 23:57:30 horas, por lo que sólo quedan dos minutos y medio para el final simbólico del planeta. 

  • LEE TAMBIÉN:

El reloj que es puesto en hora por los editores del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago, fue concebido en 1947 por la artista Martyl Langsdorf, esposa del físico Alexander Langsdorf, con la intención de representar el grado de amenaza nuclear, ambiental y tecnológica para la humanidad. En dicho año, eran las 23:50.

Nunca hemos estado tan cerca de la hora cero desde 1953, donde llegaron a dar las 23:58 después de las pruebas de armas termonucleares realizadas por Estados Unidos y la Unión Soviética.

El reloj se ajusta periódicamente en función del contexto mundial, teniendo en cuenta la peligrosidad de cada acontecimiento, y hasta qué punto suponen una amenaza apocalíptica.

El movimiento de las manecillas de este reloj, es un reflejo de la historia reciente del planeta, en términos de concordia o discordia internacional, de tensión entre las potencias, y de calidad medioambiental. 

En 2015 la hora fatídica se adelantó cinco minutos hasta alcanzar las 23:57, debido a la nueva amenaza nuclear y a la tendencia ascendente del calentamiento global. En 2016, se mantuvo la hora porque los líderes mundiales no se esforzaron en reducir el peligro en ninguno de los frentes amenazantes, tal como explicaron desde la revista científica.

  • ESTO TE PUEDE INTERESAR: 

En 2017, ni el Acuerdo de París ni otras medidas internacionales orientadas a frenar el cambio climático han logrado retrasar el reloj y al contrario, la hora ha avanzado medio minuto hacia la medianoche, debido a que “el peligro de una catástrofe global es aún mayor y la necesidad de hacer algo es más urgente (…)”.

*Con información de La Gaceta

19 de julio de 2017, 12:07

cerrar