Repsa califica de ilegal la resolución y pondrá recurso de reposición

Vista aérea del área aledaña al río La Pasión en Petén lleno de plantaciones de cultivo de palma africana. (Foto: Wilder López/Soy502)

Vista aérea del área aledaña al río La Pasión en Petén lleno de plantaciones de cultivo de palma africana. (Foto: Wilder López/Soy502)

Reforestadora de Palma del Petén, Repsa, la empresa señalada tras el ecocidio en el río La Pasión, se defendió ante la resolución de la jueza Karla Hernández que le obligó a suspender su actividad como medida precautoria.

La audiencia unilateral que se llevó a cabo en el juzgado de Primera Instancia de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente, con el Centro de Acción Legal Ambiental y Social de Guatemala (CALAS) como querellante adhesivo, concluyó con la resolución de que la empresa deberá cesar comercialmente durante seis meses.

En su defensa, José Quesada, vocero de Repsa, calificó de "precipitada e ilegal" esta resolución. "No nos dieron la oportunidad de participar en la audiencia y la medida es para evitar efectos futuros no pasados", apuntó.

Asimismo, el vocero de la empresa palmicultora señaló que "esta medida provocará un nuevo problema ambiental porque el abandono de la plantación provocará la podedumbre de los frutos".

Por su parte, Quesada señaló que aún no recibieron la notificación por parte del juzgado pero este viernes interpondrán un recurso de reposición para que esta medida no se ejecute.

Culpan a la falta de oxigeno en río 

Pese a que ya son cinco meses los que pasaron desde que comenzara el ecocidio en el río La Pasión, aún se desconocen las causas exactas de lo que provocó la mortandad masiva de los peces.

Por su parte, los resultados del Inacif concluyeron con la presencia del pesticida Malathion en algunas de sus evidencias. En el otro lado aparece la teoría de la falta de oxígeno, que es a la que se aferra Repsa y que asegura está sustentada por biólogos nacionales e internacionales.

El malathion es incapaz de causar ese efecto en los peces y eso puede ser un examen intencionalmente mal hecho.
José Quesada
, vocero Repsa

No obstante cabe recordar que integrantes de la empresa se acercaron a los pescadores para explicar un rabalsamiento en una de sus piletas de oxidación. A las horas, los peces muertos comenzaron a llenar las orillas del cauce.

"La buena fe es la explicación. A nosotros nos ocurrió eso y pensamos que podría causar algo malo pero lo ocurrido fue fruto de una lluvia torrencial (en 28 de abril) y de una sustancia sumamente tóxica (en 6 de junio)", explicó Quesada.

Empleados afectados

Quesada apeló al sentimiento y detalló que la medida también afectará a los empleados de la empresa. "En total Repsa cuenta con cerca de 4 mil 730 trabajadores", detalló.

Esto supondría que más de 23 mil personas del área se vieran afectadas económicamente.

 

17 de septiembre de 2015, 20:09

cerrar