Salchicha, la raza del primer perro clonado del Reino Unido

El profesor Ian Wilmut, responsable de la clonación de la oveja "Dolly", el primer mamífero clonado en 1996, señaló que gran parte de la personalidad del perro proviene de la manera en la que lo han tratado" y reconoció que él "no tendría un perro clonado". (Foto: Clarín)

El profesor Ian Wilmut, responsable de la clonación de la oveja "Dolly", el primer mamífero clonado en 1996, señaló que gran parte de la personalidad del perro proviene de la manera en la que lo han tratado" y reconoció que él "no tendría un perro clonado". (Foto: Clarín)

El primer perro británico clonado nació el pasado mes tras llevarse a cabo un procedimiento cuyo coste es de 727 mil quetzales aproximadamente, según mostró un programa en el Reino Unido.

El cachorro británico de la raza "Dachshund" (perro salchicha) es el resultado de un procedimiento de clonación después de que su propietaria ganara una competición anunciada en el Reino Unido en la que se ofrecía al vencedor clonar a sus mascotas gratuitamente.

El cachorro, que nació el 30 de marzo en Corea del Sur y pesó poco más de 454 gramos, es una copia de un perro de 12 años llamado "Winnie", propiedad de la cocinera británica Rebecca Smith, de 29 años y residente en el oeste de Londres.

En declaraciones al programa de televisión, dijo que "Winnie" es "el mejor perro salchicha del mundo".

La compañía encargada de llevar a cabo la clonación del animal, "Sooam Biotech", ya ha realizado más de 500 clonaciones de perros de propietarios de todo el mundo, si bien considera que el clon de "Winnie" es el primer can británico que se clona.

Según indica hoy el tabloide "Daily Mirror", en este proceso se extrajo una muestra del tejido de "Winnie" que fue almacenada en nitrógeno líquido antes de ser transportada a Corea del Sur.

Una vez allí, se introdujeron las células en óvulos de un can donante de la misma raza para crear un embrión clonado, que posteriormente se implantó en otra perra, que hacía la función de "vientre de alquiler" y del que nació, por cesárea, el cachorro clonado, al que han llamado "mini Winnie".

Por su parte, Elaine Pendlebury, veterinaria cirujana de la organización benéfica PDSA -que proporciona servicios veterinarios gratis a dueños de animales sin recursos en este país- indicó en un comunicado que la clonación "no es una manera adecuada" de asumir la pérdida de una mascota.

"Es importante recordar que manipular un ADN idéntico no lleva a un cachorro idéntico", según subrayó Pendlebury, quien agregó además que "un cachorro clonado podría tener un aspecto idéntico pero su personalidad será diferente pues ésta se desarrolla a través de experiencias vitales, como el adiestramiento y la socialización".

10 de abril de 2014, 11:04

cerrar