Senadores estadounidenses respaldan a migrante guatemalteco

Luis Barrios recibió el respaldo de dos senadores para no ser deportado. (Foto: Indian Express) 

Luis Barrios recibió el respaldo de dos senadores para no ser deportado. (Foto: Indian Express) 

Luis Barrios tiene 25 años de vivir en los Estados Unidos. Está casado y es padre de cuatro niños nacidos en ese país. No obstante, su sueño americano está bajo amenaza de terminar abruptamente: enfrenta una orden de deportación por una infracción de tránsito. 

El vuelo de Barrios de regreso a Guatemala está programado para salir durante la mañana de este jueves. No obstante, el migrante ha recibido el apoyo de dos senadores del estado de Connecticut que intentan impedir que él sea deportado. 

  • ADEMÁS...

El guatemalteco que se “autodeportó” por temor a "La Migra”

El abogado del guatemalteco y miembros de la delegación del congreso de Connecticut instan a funcionarios federales de inmigración a revertir la orden de deportación. Por su parte, Barrios pide asilo político.

Apoyo al guatemalteco

El pasado martes, un grupo de 100 manifestantes se reunió frente al juzgado federal de Hartford para apoyar a Luis.

Del mismo modo, los senadores demócratas Richard Blumenthal y Chris Murphy mostraron su apoyo en una carta que enviaron a funcionarios de Inmigración y Aduanas que decía: 

Basados en los fuertes vínculos del señor Barrios con la comunidad, la falta de un expediente de arresto y la amenaza creíble de violencia contra él si se ve obligado a regresar a Guatemala, creemos que la persecución en su contra es discrecional y la fiscalía está comprometida
Richard Blumenthal y Chris Murphy
, senadores demócratas.

En este sentido, Rosa DeLauro, otra representante demócrata del estado de Connecticut, escribió una misiva similar al Departamento de Inmigración de Justicia la semana pasada. Según la funcionaria, deportar a Barrios a Guatemala sería “inmoral y excesivo”. 

Por su parte, autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su siglas en ingles) explicaron en un comunicado que ellos simplemente cumplen con la orden judicial de deportación emitida por un juez en 1998. 

En un ejercicio de discreción, ICE ha permitido que Barrios permanezca libre de custodia mientras finaliza sus planes de salida. La agencia continuará monitoreando de cerca su caso para asegurar su salida oportuna en cumplimiento con la orden final de 1998 de remoción
Comunicado de prensa de ICE.

“No somos peligrosos, no somos criminales”, declaró Barrios en el despacho de su abogado. "Estamos tratando de demostrar que esto es una injusticia. He intentado arreglar mi situación, pero me han negado toda posiblidad. Si me equivoqué en algo, entonces pido perdón”, finalizó.

El guatemalteco tiene 51 años, trabaja en una empresa de limpieza y mantenimiento de tanques sépticos. Él y su esposa tienen cuatro hijos de edades de entre 11 y 19 años. 

  • ADEMÁS...

En 100 días de gobierno, Trump ha golpeado fuerte a la migración

Barrios salió de Guatemala en 1992 en medio de amenazas a su familia e ingresó ilegalmente a Estados Unidos. Su padre murió poco después y su hermano fue asesinado en 2004 en suelo guatemalteco. Dijo que solicitó asilo en 1993 y no fue hasta 1998 que obtuvo una cita en la corte, pero no recibió notificación de la audiencia porque se había mudado. Cuando no se presentó para la cita, un juez emitió la orden de deportación.

Su apelación fue denegada, pero el caso permaneció pendiente hasta 2011, cuando la policía estatal lo detuvo por conducir con una la luz trasera quemada. La policía estatal notificó a ICE que detuvo a Barrios durante cinco semanas antes de decidir que harían cumplir la expatriación.

Los funcionarios de inmigración suspendieron la orden de deportación este año, pero ICE negó su solicitud de estadía en marzo, le puso un dispositivo de rastreo GPS y le ordenó salir de EE. UU. el 4 de mayo.

*Lee la nota original en Inglés

03 de mayo de 2017, 11:05

cerrar