Sheva quiere mejorar el mundo, un período a la vez

Según el Instituto de Nacional de Estadísticas de Guatemala, hasta el año 2013 el 16.62 por ciento de la población guatemalteca no estaba alfabetizada, lo que significa que no tienen acceso a información, educación, salud y demás servicios.

“Hace 6 meses nos dimos cuenta que cuando a las niñas les viene la menstruación por primera vez, dejan de ir a la escuela o quedan embarazadas”, afirma Marisabel Ruiz de 26 años, fundadora de Sheva, un movimiento que tiene como meta lograr que  un millón de niñas estén empoderadas en 2025.

Because we believe girls are most powerful force of change!

A photo posted by SHEVA (@shevaworld) on

¿Cómo funciona el proyecto?, alguien en Estados Unidos compra productos femeninos de higiene, como toallas sanitarias, tampones, lubricantes, etc, de la marca Sheva, quien a su vez los envía a su domicilio acompañados de una carta o un recuerdo. La compra, automáticamente sirve para la compra de un paquete de toallas sanitarias que es entregado una niña en Guatemala, con el objetivo de que no dejen de ir a la escuela.

Según SHEVA, más del 30% de las niñas en Guatemala dejan la escuela cuando comienzan a menstruar debido a la falta de dinero, vergüenza o poca información sobre el tema.
Según SHEVA, más del 30% de las niñas en Guatemala dejan la escuela cuando comienzan a menstruar debido a la falta de dinero, vergüenza o poca información sobre el tema.

El paquete para las niñas guatemaltecas contiene toallas sanitarias, información de cómo utilizarlas y un libro con temas sobre el cuidado femenino. Pero la labor no termina ahí, luego de recibir el producto, las niñas y jóvenes entran a un programa de 2 años que las reune una vez a la semana con otras chicas y una mentora quien les traslada información sobre higiene personal, sexual, familiar, entre otros temas importantes.

Actualmente el programa ha impactado a más de 300 niñas de Chimaltenango, Jalapa y Alta Verapaz, de las cuales estiman que el 90% no han registrado embarazos a su corta edad. La mayoría aprenden a cuidarse y resolver sus dudas sobre su cuerpo y el ciclo menstrual.

Como mujer y guatemalteca me siento responsable de ayudar a las jóvenes que no tienen acceso a esta información
Marisabel Ruiz
, fundadora de Sheva

Se parte del movimiento:

Puedes compartir en tus redes sociales lo último que haga Sheva y la labor que están emprendiendo, también comprar productos que se han unido a este movimiento como las joyas Be a Blessing. Tu también puedes hacer una donación para el programa de educación que dura dos años con un valor de $50 por niña.

02 de julio de 2015, 16:07

cerrar