La tierna historia de Jambo, el gorila que protegió a un niño

Levan Merritt era un niño de cinco años que fue de visita con su familia al zoológico de Nueva Jersey, Estados Unidos, para celebrar el cumpleaños de uno de sus tres hermanos.

Como cualquier niño de su edad todas las cosas nuevas le provocaban curiosidad. El menor vio una pared que le llamó la atención y decidió subirse para caminar sobre ella, el niño no pudo controlar su equilibrio y cayó en el territorio donde se encontraban los gorilas.

Las personas que se encontraban en el lugar miraban la escena petrificadas de miedo, cuando uno de los gorilas empezó a caminar hacia donde se encontraba el niño inconsciente por el golpe, para sorpresa de todos Jambo, el gorila extendió su brazo y le acarició la espalda a Levan.

Los equipos de rescate ingresaron al lugar para trasladar al niño a un centro asistencial. El infante se quebró un brazo y se fracturó el cráneo. Esta tierna historia ocurrió hace 30 años y ha viralizado en los últimos días por una entrevista que el sitio Daily Mail le realizó a Levan. 

"La primera vez que vi el video estaba en el hospital y me acuerdo haber quedado increíblemente sorprendido. Obviamente, no podía creer lo que había sucedido", dijo Levan al Daily Mail.

El verano de 1986 marcó la vida de Levan. El joven regreso al zoológico en varias ocasiones, pero la visita más emotiva después de su accidente fue en 1992 cuando instalaron una estatua de bronce de Jambo, después de su muerte. 

* Tomado de Daily Mail.

21 de enero de 2016, 12:01

cerrar