¿Por qué el nuevo descubrimiento de la NASA es tan importante?

El fascinante sistema de siete planetas del tamaño de la Tierra está alrededor de la estrella TRAPPIST y tres de ellos podrían albergar océanos de agua líquida. (Foto: NASA) 

El fascinante sistema de siete planetas del tamaño de la Tierra está alrededor de la estrella TRAPPIST y tres de ellos podrían albergar océanos de agua líquida. (Foto: NASA) 

¿Te enteraste del último descubrimiento de la NASA? Se trata de la ubicación de siete planetas alrededor de la estrella TRAPPIST que tienen características similares a las de la Tierra. En tres de ellos, incluso, hay altas probabilidades de que exista vida. 

El descubrimiento es valioso y podría ser el más importante del año, ya que sería “la primera vez que nos acercamos bastante a saber si estamos solos en el Universo o hay más vida y si están más avanzados que nosotros”, expresa Edgar Castro Bathen, director del Instituto de Ciencias de la Tierra y Astronomía de la Universidad Galileo y presidente de la Asociación Guatemalteca de Astronomía.

El anuncio ha despertando el interés incluso de los más escépticos y ha generado atractivo a nivel mundial. Incluso Google creó un doodle para reconocer el descubrimiento y agregó esta leyenda: "Tierra a TRAPPIST-1 te leemos alto y claro".

El reto ahora es que la agencia espacial confirme si existe agua en forma líquida y atmósfera, las dos condiciones mínimas para saber si hay vida. A partir de ello, ya se podría hablar de qué tipo: animal, vegetal o, incluso, inteligente.

¿Hay vida extraterrestre? 

Extraordinario

El anuncio de la NASA es inusual debido a que tres de los los planetas descubiertos tienen el mismo tamaño que la Tierra (12 mil kilómetros de diámetro) y hay evidencia de que son templados; no son tan fríos para estar congelados ni tan calientes para provocar alejar a seres vivos. Un efecto llamado por los expertos como Ricitos de Oro.

La agencia dijo que el nuevo sistema planetario se encuentra a 40 años luz de la Tierra. Según Castro Bathen, significaría un viaje de 300 mil hasta 800 mil años con la capacidad de las naves actuales que hay en nuestro planeta. Es decir, por ahora estamos muy lejos de poder visitarlos. 

Sin embargo, no hay necesidad de ir hasta allá para comprobar si hay vida. La NASA anunció el lanzamiento en 2018 del Telescopio James Webb, que examinará detalles del nuevo sistema planetario ahora denominado TRAPENSE-1.

El telescopio será capaz de detectar huellas químicas de agua, metano y oxígeno de las atmósferas posibles. Esto será clave en la evaluación de habitabilidad. 

Edgar Castro Bathen ha realizado varios publicaciones en su perfi de Facebook donde explica varios términos relacionados al anuncio de la NASA. 

23 de febrero de 2017, 13:02

cerrar