Unicef pide a Guatemala promover pacto social por la niñez

Centroamérica debe integrar políticas públicas para lograr que sean mucho más efectivas y transparentes señala el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales. (Google)

Centroamérica debe integrar políticas públicas para lograr que sean mucho más efectivas y transparentes señala el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales. (Google)

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el no gubernamental Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) pidieron hoy al Gobierno de Guatemala promover un "pacto social" que tenga como "columna vertebral" el bienestar de los niños de este país.

La propuesta fue lanzada este martes durante la presentación de un análisis sobre las repercusiones que tendrá la no aprobación del presupuesto de gastos del Estado para el próximo año, lo cual obligará al Gobierno a seguir con la recaudación de 2013 y readecuar los recursos para 2014.

Ambas instituciones advirtieron que el próximo año será necesario "blindar" los recursos asignados a la niñez y adolescencia para garantizar la inversión destinada a este sector vulnerable de la población, ya que de lo contrario esta caerá cada día de 5.85 a 5.22 quetzales (de 0.73 a 0.65 dólares).

La economista sénior del Icefi, Alejandra Contreras, señaló que el Gobierno debe "promover un pacto social" que involucre a todos los sectores del país, para contar con los espacios presupuestarios necesarios que hagan cumplir los compromisos del Estado con las necesidades de la niñez y la juventud.

1,905
millones
de quetzales debe aumentar el presupuesto relacionado con salud, nutrición y educación

El Gobierno, señaló Contreras, debe elevar en alrededor de 1,905 millones de quetzales (unos 238 millones de dólares) "las asignaciones relacionadas con salud, nutrición y educación".

Los principales programas que requerirán un aumento de recursos son, detalló, los de prevención de la desnutrición crónica y prevención de la mortalidad materna y neonatal.

Del mismo modo, se refirió a los de servicios auxiliares de la educación como textos y útiles escolares, valija didáctica, alimentación escolar y mantenimiento y reparación de edificios escolares.

Los incrementos presupuestarios a estas áreas, agregó la experta, permitirán que en 2014 el gasto público destinado a los 7.4 millones de niños y adolescentes del país alcance los 15.918 millones de quetzales (unos 1.989,75 millones de dólares), lo cual representa un 3,5 % del producto interno bruto.

En la presentación del estudio también participó el representante de Unicef en Guatemala, Christian Skoog, quien destacó la necesidad de que a través del diálogo se garantice la "prioridad" del bienestar de los niños y adolescentes.

Ambas instituciones destacaron que, a pesar de los pasos que el Estado guatemalteco ha dado en la dirección correcta respecto a sus compromisos con la niñez, 1,7 millones de niños y adolescentes aún se encuentran fuera de la escuela, y la mitad de los 400.000 que nacen anualmente están destinados a padecer hambre y sufrir desnutrición.

Los diputados del oficialista Partido Patriota no lograron consensos dentro del Congreso para que el presupuesto de 70.564 millones de quetzales (unos 8.820 millones de dólares) solicitado por el Ejecutivo para 2014, fuera aprobado.

De esa cuenta, y según la legislación local, el próximo año el Gobierno tendrá el mismo presupuesto aprobado para 2013, el cual suma los 66.985 millones de quetzales (unos 8.373 millones de dólares).

Ante la negativa del Parlamento de aprobar el presupuesto de 2014, el Gobierno del presidente Otto Pérez Molina anunció que, para cumplir con los compromisos del Estado, deberá "readecuar" los programas y proyectos de los diferentes ministerios.