Ante la crisis, Hospital Roosevelt envía un ultimátum al Gobierno

La situación que vive la sanidad pública se agrava en las últimas semanas del año. Ante esta circunstancia, la junta directiva del Hospital Roosevelt calculó que en un plazo de 48 horas la administración no podrá soportar el desabastecimiento de insumos por lo que solicita a las instancias públicas una respuesta urgente.

Sin embargo, de no recibir respuestas ni del Ministerio de Salud ni del Gobierno, se plantearon tomar medidas más agresivas como forzar egresos de los servicios o declarar el hospital solamente para emergencias.

"Sería el caso extremo y duraría hasta que el recurso se agote, como aproximadamente en 10 días", explicó el cirujano Rafael Pivaral.

De darse esa situación, "se tendrá que valorar qué casos se van a recibir en el hospital". Según explicó el doctor Pivaral, serían casos de emergencia como heridos por arma de fuego, por arma blanca, de accidentes de tránsito, abdómenes agudos y todos aquellos que pongan en peligro la vida de los pacientes.

Sabemos que la salud tiene un alto costo que alguien tiene que pagar y, en este caso, es el Estado.
Arnoldo Lopez
, doctor del Roosevelt

Por su parte, según expresó la junta directiva, el director del centro, Carlos Soto, calculó que se necesita un promedio de 70 millones de quetzales para concluir el año.

El pasado viernes la junta directiva mantuvo una reunión con el presidente Alejandro Maldonado quien entendió las solicitudes de los empleados médicos. No obstante, todavía no se recibido ninguna respuesta por parte de la Administración Pública.

Médicos residentes en asamblea permanente

Por su parte los médicos residentes no sólo se han visto afectados por la carencia de insumos en sus lugares de trabajo sino por la falta de pago los bonos mensuales en los últimos tres meses.

"Queremos denunciar que se nos impuso entrar a formar parte del pacto colectivo a partir de agosto y en ningún momento se nos dio la información de cómo iba a ser aplicado", denunció Gustavo Pérez, representante nacional de los médicos residentes.

De esta forma, desde este lunes, los médicos residentes del Roosevelt, San Juan de Dios, la maternidad de Zacapa y Huehuetenango entraron en asamblea permanente. En los próximos días se sumarán los residentes de Antigua, Cuilapa, Escuintla y así al resto de departamentos del país.

Esto supone que su trabajo quedará limitado, se asignarán menos residentes para la atención de los pacientes y la consultas externas no tendrán atención.

En total, los centros médicos cuentan con más de 2 mil médicos de residentes en su planilla. Su demanda asciende a los 4 millones de quetzales por el impago de bonos mensuales.

16 de noviembre de 2015, 14:11

cerrar