La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta a más mujeres

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, progresiva que puede incapacitar a las pacientes, afectando su condición física. (Foto: Janssen)

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, progresiva que puede incapacitar a las pacientes, afectando su condición física. (Foto: Janssen)

A veces hay enfermedades que atacan tempranamente, fácil y fuerte a las mujeres por el simple hecho de eso, ser mujeres.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad cuya mayor prevalencia se da en el sexo femenino. Es una enfermedad crónica que causa inflamación de las articulaciones, tejidos circundantes y puede afectar otros órganos. A pesar de que no tiene una causa conocida, está considerada como una enfermedad autoinmune, es decir que el sistema inmunológico del cuerpo ataca por error a su propio organismo sano.  

Esta enfermedad afecta alrededor de 70 millones de personas a nivel mundial en la etapa productiva de la vida. En Guatemala, hay cerca de 100 mil personas con  artritis reumatoide, un 0.60%  de la población.

La enfermedad suele comenzar entre los 25-50 años de edad, De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo. 

Señales de alerta

La artritis reumatoide afecta generalmente las articulaciones en ambos lados del cuerpo en igual intensidad, comenzando lentamente con dolores y síntomas leves, sin embargo al pasar el tiempo estos pueden aumentar en su intensidad. 

  • Rigidez prolongada, con una duración de más de una hora, en las mañanas. 
  • Calor, sensibilidad y rigidez especialmente después de un periodo largo de inactividad o reposo
  • Dolor de la misma articulación en ambos lados del cuerpo
  • Pérdida del rango de movimiento en las articulaciones afectadas
  • Deformidad de las articulaciones comprometidas en la enfermedad
  • Dolor torácico al respirar
  • Resequedad en ojos y boca
  • Ardor y secreción del ojo
  • Nódulos bajo la piel
  • Entumecimiento, hormigueo o ardor en las manos y los pies
  • Dificultades para dormir
  • Fatiga o cansancio fácil

Las diferentes opciones de tratamiento tienen como objetivo eliminar el dolor y la inflamación, preservar la función y mejorar la calidad de vida del paciente y ayudar a las personas a recuperar la movilidad. Los medicamentos antirreumáticos y antiinflamatorios son las principales formas de terapia convencional para la artritis reumatoide, ayudando al paciente a reducir algunos síntomas y prevenir que la enfermedad empeore.

11 de marzo de 2016, 18:03

cerrar