Así reaccionan unos niños ante una fábula de Jimmy Morales bajo el sol

Jimmy Morales, presidente de Guatemala, visitó la Escuela Oficial Urbana Mixta No. 31 Darío González, de Mixco, en donde nuevamente basó su discurso en una fábula, la de "La liebre y la tortuga". Sin embargo, el relato, unido al implacable sol de abril, hizo que varios niños no lograran esconder su malestar por el calor, agravado por los 40 minutos del discurso, más otro par de horas en que estuvieron esperando la llegada del mandatario.

En total eran 100 niños, sentados en 100 pupitres, donados por el Ejército de Guatemala. Quizá el Presidente no lo sufrió tanto, ya que su historia la contó desde un toldo que le tapaba el sol, aunque de vez en cuando se acercaba al área donde estaban los niños.

Los pupitres fueron "donados" por el Ejército de Guatemala, pero el escudo del Gobierno apareció impreso en el respaldo de las sillas, ya que los materiales los otorgó el Ejecutivo.

Como en otras veces desde su campaña electoral, Jimmy Morales eligió la fábula de "La liebre y la tortuga", para explicar a los niños que no siempre gana el que corre más rápido, sino el más inteligente. "No hace falta ser ni el más fuerte ni el más veloz, sino que estudien y sean más inteligentes", dijo.

Morales acudió a la escuela como parte del programa "Apadrina una escuela", la cual, según el Ministro de Educación, consistirá en unificar las donaciones para que estas instalaciones puedan limpiarse, sanearse y pintarse. Según el funcionario, hay varias iniciativas privadas que ya lo hacen, así que no será difícil encontrar donantes y voluntarios.

Uno de los niños también explicó que dentro de las aulas había goteras y que los baños estaban en mal estado.

* Con información de Roberto Caubilla.

07 de abril de 2016, 14:04

cerrar