Así vivió Walter Claverí su primer partido como técnico de la Sele

De pie los 90 minutos, así pasó el técnico guatemalteco, Walter Claverí su primer partido al frente de la Selección de Guatemala. Su primer examen fue aprobado, tras derrotar 3-1 a Honduras, en partido amistoso.

 

Dejó ver buenos pasajes de juego pese a apenas estuvo con el grupo en cinco entrenamientos.

El estadio Mateo Flores fue el escenario, noche fría (entre los 10 y 12 grados centígrados), en las gradas pocos testigos (2 mil 536 aficionados, reportados); pero no fue impedimento para que Claverí viviera y disfrutara su debut.

Vestido con estilo deportivo, tenis, pans, chumpa (con suéter debajo) y gorra (blanca); salió a dirigir su primer partido con la Sele. 

Desde el primer minuto de juego tomó su lugar en el área técnica, donde permaneció todo el partido. A los dos minutos del pitazo inicial, dio su primera indicación. Segundos después, mala salida de Hamilton López y gol de Honduras, Claverí reprobó con la cabeza y se volteó a la banca a pedir explicaciones a sus asistentes. Camina hacia ellos y comenta: "tenía que salir jugando fácil", gesticulando con las manos. Y de inmediato atiende la solicitud del cuarto árbitro: ponerse un chaleco amarillo, para no confundir el azul de su chumpa con el uniforme de Honduras.

El gol en contra lo puso intranquilo, aunque nunca perdió la compostura. Eso sí, dio más indicaciones, "Da el pase seguro, no la dividas", le gritó a Jean Márquez. "Dale Icuté, seguro con la pelota", siguió. Hasta que en el minuto 19, tuvo su primer desahogo tras el gol de Gerson Tinoco para el 1-1 parcial. Brazos arriba y pulgar arriba a sus jugadores.

Así celebró Jean Márquez el segundo gol de Guatemala; al fondo observa Claverí y aplaude. (Foto: Orlando Chile/Nuestro Diario)
Así celebró Jean Márquez el segundo gol de Guatemala; al fondo observa Claverí y aplaude. (Foto: Orlando Chile/Nuestro Diario)

Al 42, segundo grito de gol para el estratega. Tiro libre de Jean Márquez y adentro. Más efusividad en el festejo, volvió a levantar los brazos, sonrisas y más pulgares arriba para sus jugadores y asistentes, particularmente con Juan Carlos Plata, quien segundos antes del cobro de Márquez le dio un "consejo" que ejecutó a la perfeción. "Lo trabajamos en las prácitcas", confesó tras el partido el "Pin" Plata.

Termina el primer tiempo, timidamente se oye en la General Sur (por donde se camina al camerino) "Claverí, Claverí", el técnico escucha, pero prosigue su camino, el partido aún no termina. 

En el complemento, la temperatura descendió, Claverí se frota las manos, se agarra el rostro, pero sigue inmóvil en su área técnica.

Así cantó el himno nacional, Walter Claverí. (Foto: Nuestro Diario)
Así cantó el himno nacional, Walter Claverí. (Foto: Nuestro Diario)

La tranquilidad en su rostro llegó en el minuto 56, tras la anotación de Luis Martínez. Misma escena de celebración: brazos arriba, puños cerrados y repartición de pulgares para los suyos.

Continuó con su pededio: "toquémos, toquémos", que era acompañado por el "ole, ole, ole", que se escuchaba en los graderíos (como desde hace mucho tiempo no).

Termina el partido, sonrisas y abrazos con sus jugadores y asistentes. La televisión (prioridad por derechos) lo entrevista primero. Luego de contestar cuatro preguntas vuelve a caminar rumbo al camerino, esta vez se oye más fuerte "Claverí, Claverí, Claverí", desde la General Sur, y esta vez si hubo respuestas del técnico nacional, de 54 años, quien levantó el brazo y se despidió de los aficionados.

* Colaboró en la nota Gustavo E. Méndez

11 de febrero de 2016, 12:02

cerrar