El autismo no es una enfermedad sino una prueba de amor

Cada dos de abril, se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo.

“Es importante que las personas sepan que el autismo no es una enfermedad, es una condición, es decir, que no tiene cura y acompañará a estas personas por el resto de sus vidas” afirma, Irma Cossich encargada del programa potenciales en la Asociación Guatemalteca por el Autismo. 

El autismo afecta tres diferentes áreas de las personas, la comunicación, la socialización y la conducta, esta puede ser rutinaria y diferente a las de un niño de la misma edad, utilizando los objetos de una forma no funcional o de forma inesperada.

Es difícil identificar el autismo ya que es una condición que no muestra características físicas, los niños se ven completamente normales y los padres tienden a negar la condición.
Irma Cossich
, encargada de programas en la asociación

La Asociacion Guatemalteca por el Autismo nace en el corazón de un grupo de padres de familia y profesionales que han sido tocados por la vida de niños diagnosticados dentro del Espectro del Autismo, es un centro no lucrativo avalado por el Ministerio de Educación.

El objetivo es estimular el desarrollo emocional, intelectual, social, ambiental y físico, de las personas dentro del espectro autista creando, innovando y proveyendo herramientas integrales que impulsen sus fortalezas, ajustándolas a sus necesidades individuales en un ambiente que promueva el profesionalismo, el respeto, la inclusión y la afectividad. 

Las personas con autismo pueden llegar a tener una vida lo más normal posible, desarrollarse en el habito profesión, personal y educativo. Es importante detectar los síntomas a tiempo, aproximadamente desde los dos años de edad.

Características

  • ADEMÁS: 

Algunas características que hacen los niños con autismo y que puede ayudar a los padres para identificar la condición

  • Lenguaje nulo, limitado o lo tenía y dejó de hablar
  • Ecolalia, repite lo mismo o lo que escucha
  • Parece sordo, no se inmuta con los sonidos
  • Obsesión por los objetos, por ejemplo, le gusta traer en la mano un montón de lápices o cepillos sin razón alguna
  • No tiene interés por los juguetes o no los usa adecuadamente
  • Apila los objetos o tiende a ponerlos en línea
  • No ve a los ojos, evita cualquier contacto visual
  • No juega ni socializa con los demás niños
  • No responde a su nombre
  • No obedece ni sigue instrucciones
  • Evita el contacto físico
  • Aleteo de manos
  • Gira o se mece sobre sí mismo
  • Se queda quieto observando un punto como si estuviera hipnotizado
  • Camina de puntillas
  • No soporta ciertos sonidos o luces
  • Comportamiento repetitivo, es decir, tiende a repetir un patrón una y otra vez en forma constante

02 de abril de 2016, 08:04