Baldetti se refugia, una vez más, en un hospital privado

La exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti encontró refugio, una vez más, en un centro asistencial privado. El traslado de la prisionera más famosa de Santa Teresa se dio en cumplimiento de una orden judicial, que ordenó su evaluación médica por aparentes complicaciones de salud a consecuencia de una cirugía bariátrica, utilizada para tratar a personas obesas. 
 
La noche de este viernes 6 de noviembre, Baldetti fue movilizada desde la Cárcel para mujeres de Santa Teresa al hospital privado localizado en la zona 4 de Mixco, donde varios vecinos de la colonia donde se ubica el centro asistencial, protestaron a la llegada de la exfuncionaria acusada de corrupción en el caso La Línea. 
 
 
 
El juez Miguel Ángel Gálvez autorizó la hospitalización de la exvicepresidenta.  En su resolución, el juez dijo que la exfuncionaria debe permanecer internada para que se le retire un catéter de una vena y para que los médicos la sometan a todas las evaluaciones médicas que necesite.
 
 
Baldetti estuvo ingresada desde el 13 de septiembre hasta el 15 de octubre en el Centro Médico Militar, donde recibía tratamiento intravenoso por padecer una bacteria en la sangre conocida como "clostridium difficile".
 
El pasado lunes fue trasladada al hospital general San Juan de Dios, pero la ex vicepresidenta se negó a ser atendida en ese sanatorio.
 
Baldetti, quien renunció al cargo el 8 de mayo pasado, fue capturada en agosto último, acusada de los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera en el proceso abierto por la red de corrupción "La Línea".