El Barcelona arrolló al Real Madrid en la peor noche de la era Benítez

En una noche para el olvido en la capital española, el Real Madrid fue  goleado y humillado (4-0) por el FC Barcelona en el clásico más importante del futbol mundial, al golearlos 4-0 en una faena histórica para los dirigidos por Luis Enrique.

El partido fue crítico desde el primer minuto para el cuadro de Rafael Benítez, ya que nunca pudo hacerse del control del balón y las escasas veces en la que tuvo posesión, pecó a la hora de entregar el pase al compañero lo que permitió a los  visitantes sorprender y acertar cuatro dardos al corazón del madridismos que tras el segundo tanto, reclamó desde las gradas la dimisión de Florentino Pérez y el entrenador merengue.

La primera anoptación llegó por medio de Luis Suárez, quien aprovechó un error en salida de Modric.

El descontrol hizo presa de los locales y al 39 Neymar Jr. en ligera posición adelantada marcó el 2-0 con el que terminó el primer tiempo.

En la segunda mitad los merengues se fueron encima del rival que se defendió bien y ante la poca efectividad de los madridistas nuevamente sorprendió y Andrés Iniesta marcó el 3-0 a los 53 minutos.

El cuarto llegó por medio de Luis Suárez, quien no perdonó a Navas para el 4-0 definitivo.

Con más ganas que buen futbol el cuadro merengue fue al frente y contó con un par de opciones, pero estaba claro que no sería la noche de CR7 y Benzema a la ofensiva y que la goleada y humillación en casa estaba consumada.

La paliza podo ser más amplia pero los azulgrana erraron un par de ocasiones muy claras frente a la portería del Navas.

El Barcelona es más líder que nunca y ahora la casa blanca es un verdadero hervidero, ya que los miles de aficionados merengues exigen la cabeza de Benítez y de un par de futbolistas, la pregunta es: ¿Qué hará Florentino Pérez para lo que resta de la liga?

21 de noviembre de 2015, 13:11

cerrar