Declaró retazos de tela, pero metió calzones: así defraudó a la SAT

Así operaba una supuesta estructura criminal dentro de las aduanas Pedro de Alvarado y Valle Nuevo. (Foto: PNC)

Así operaba una supuesta estructura criminal dentro de las aduanas Pedro de Alvarado y Valle Nuevo. (Foto: PNC)

Pasar mercadería por las aduanas y no declarar ningún impuesto no es cosa fácil. Según demostraron las autoridades, las personas implicadas en una red de evasores de impuestos necesitaron tener personas infiltradas en la Administración Tributaria.

Ya con una estructura bien establecida, los importadores lograron pasar chancletas, productos para el hogar, incluso hasta calzones que no pagaron impuestos.

  • LEE AQUÍ:

Las autoridades detuvieron este viernes a once personas implicadas en una supuesta red de contrabando y defraudación que operaba en las aduanas Pedro de Alvarado y Valle Nuevo

Durante las investigaciones, el Ministerio Público (MP) determinó que la estructura criminal utilizó cinco modalidades para evitar el pago de impuestos correspondientes. Estos son algunos de los casos:

Modalidad de maquila 

En septiembre de 2017, la entidad mercantil Sewon International S.A., a través de las declaraciones únicas aduaneras de mercancías (DUA) en la aduana Pedro de Alvarado, declaró el ingreso de materia prima consistente en entretela o retazos, bajo el amparo de la Ley de Maquilas, que permite importar materia prima con suspensión de impuestos de importación para su posterior exportación como producto ya terminado. 

Al constatar que las declaraciones DUA y declaraciones únicas de tránsito no coincidían, se inspeccionaron los tres contenedores. Las autoridades descubrieron que en lugar de haber telas habían cientos de miles de calzones. 

Modalidad Fly

Según el MP, el 29 de mayo de 2017, en la aduana La Hachadura, El Salvador, dos furgones que transportaban mercadería reportaron el tránsito aduanero hacia la frontera Pedro de Alvarado, registrando como consignataria la empresa de cartón Improducts S.A. y 24 horas de plazo. 

Sin embargo, el periodo no se cumplió, puesto que los furgones se estacionaron en uno de los parqueos cercanos al ingreso a Guatemala para esperar el cambio de turno del personal de la SAT que colaboraba con la estructura criminal y poder ingresar de manera ilegal al país. 

Las cámaras del sistema de monitoreo del lugar revelaron que dichos vehículos ingresaron con la ayuda del técnico de aduanas, Luis Eduardo Quezada Zúñiga, quien autorizó el paso sin que pagaran impuestos ni realizaran registro en el sistema electrónico de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). 

Tras el seguimiento de las autoridades a los dos camiones, estos fueron interceptados en el kilómetro 71 de la ruta al Pacífico y se comprobó que transportaban ollas de presión. El monto de lo defraudado fue de 430,518 quetzales entre ambos furgones. 

Modalidad de endosos

En julio de 2017, tres vehículos que trasladaban mercadería ingresaron por la aduana Pedro de Alvarado utilizando endosos en los que se consignaban datos de personas sin su consentimiento. 

En ellos figuraban como representantes legales de las empresas de fachada Containerlands S.A. y Multi Importadora de Centroamérica S.A. con la finalidad de trasladar la propiedad de la mercadería a las compañías IMPEX y Distribuidora Hernández, también de cartón. 

Tras los endosos de la mercadería a favor de los integrantes de la estructura criminal, ellos coordinaban con el personal de la SAT para que el pago de impuestos se hiciera por una cantidad menor a la que correspondía. 

Por ello, la PNC y la SAT dieron seguimiento a los tres vehículos y la mercadería fue localizada en la zona 12 capitalina. Se determinó que transportaban alfombras y encomiendas familiares. 

En total, por estos vehículos con mercadería se dejaron de pagar 450,510.49 quetzales. 

Modalidad subvaloración

En esta modalidad, la entidad mercantil Electrosales realizó una compra de mercadería en el extranjero que consistía en accesorios eléctricos, bóxers y chancletas por un total de 100,912.50 quetzales. 

Posteriormente, el 25 de septiembre de 2017, se hizo el endoso de la mercadería a favor de la empresa de cartón Compañía de Productos y Alimentos Copral, S.A., la cual se convirtió en responsable del pago de los impuestos correspondientes. 

El 26 de septiembre, el vehículo que trasladaba mercadería a favor de la empresa fachada reportó en sus DUA que el impuesto a pagar era por 23,532.84 quetzales. 

La empresa registró el egreso por la aduana La Hachadura en El Salvador, pero no el ingresó a Guatemala por la aduana Pedro de Alvarado, por lo que se coordinó que esta fuera objeto de revisión. 

El 29 de septiembre se determinó que la mercadería había sido valorada por un precio menor y se debió pagar un total de 214,054.74 quetzales.

Ni pago ni registro

En noviembre de 2017, los vehículos con placas C-74973 y C-100434 se parquearon frente a la entrada de la aduana de Valle Nuevo. Los técnicos de aduanas y seguridad aduanera, Carlos Alberto Gudiel Marín y Ronaldo Rubén Morente López, dejaron pasar los camiones sin realizar ningún tipo de registro y sin pagar los impuestos correspondientes. 

Por estos vehículos, que transportaban calzado, se debió pagar un total de 119,432.47 quetzales, el cual fue evadido por completo.

 

  • TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: 

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

Por este caso fueron detenidos: 

  1. Julio César Emanuel Miranda González. 
  2. Boris Israel González López.
  3. Carlos Alberto Gudiel Marín.
  4. Ronaldo Rubén Morente López.
  5. Luis Eduardo Quezada Zúñiga.
  6. Sergio Rodolfo Velásquez Visquerra.
  7. Henry Manuel Muñoz Zaldaño.
  8. Karla Angela Romeo.
  9. Edgar Leonel Larios Chitay.
  10. Raúl de León Mazariegos.
  11. José Irene Escobar Castellanos.

27 de abril de 2018, 15:04

cerrar