Conoce a la familia que inspiró la película "El Conjuro 2"

Todo apunta a que habrá "Conjuro" para rato, gracias al éxito de la película, dirigida por el director James Wan y protagonizada por los actores Patrick Walker y Vera Farmiga, quienes interpretan a Ed y Lorraine Warren, investigadores de una serie de sucesos provocados por la muñeca diabólica Annabelle

Estos acontecimeintos regresan en "El Conjuro 2", donde se cuenta una de las más aterradoras historias que la pareja analizó y experimentó, ocurrida en Enfield, Londres, Inglaterra

En este lugar vivía la familia Hodgson, compuesta por una madre soltera y sus cuatro hijos, todos fueron testigos de una terrible pesadilla, en una casa plagada de espíritus. 

Los sucesos se remontan a agosto de 1977, en una vieja vivienda ubicada en la calle Green Street

La señora Peggy Hodson sufrió junto a Margaret (12 años, Janet (11), Jhonny (10 años) y Billy (7 años) raras experiencias a partir de la noche en la que la cama de dos de los niños no paraba de moverse, sacudiéndolos de arriba a abajo. 

Pronto los objetos comenzaron a cobrar vida.  Los vecinos también contaban que se escuchaban fuertes golpes en la pared y el techo, asustándolos mucho. 

Los juguetes y los muebles volaban por el aire, mientras extrañas voces salían de las entrañas de una de las niñas. 

El diario Daily Mirror envió al fotógrafo Graham Morris y el reportero Douglas Bence a investigar los sucesos.  Lo que descubrieron fue espeluznante. 

Morris narró que cuando intentaba tomar una fotografía: "todo fue un caos, las cosas comenzaron a volar alrededor y mientras las habitantes gritaban". 

También: Revelan identidad del asesino de la cantante de The Voice. 

Tras la experiencia con los medios, la Sociedad para la Investigación Psíquica llegó al lugar presenciando movimientos como sillas flotando, además de piezas de Lego y pedazos de mármol, que cuando se tocaban estaban calientes. 

Janet Hodson, la niña mediana, sufría terribles sucesos que incluían levitación y diferentes voces salían de ella. 

Todo esto era producto del espíritu de Bill Wilkins, quien murió en la casa y era malhumorado y gruñón.  El espíritu estaba molesto porque la familia se había mudado a su casa. 

Muchos pensaron que era un vil truco de la niña, más los investigadores paranormales alegaban que todo era verdad. 

Con el tiempo, Jhonny, el hermano menor, murió de cáncer a los 14 años, la madre desarrolló cáncer de mama, y murió en 2003, sin mencionar que el hijo de Janet falleció a los 18 años. 

Te interesa: Cantante Christina Grimmie fue asesinada al terminar su concierto. 

Janet admitiría luego que había jugado un tablero de Ouija con su hermana, previo a que la actividad paranormal estallara en la casa. 

Con información de La Guioteca. 

11 de junio de 2016, 22:06

cerrar