Amatitlán le apuesta a un día sin auto para descansar del tráfico

Imagina si la mayoría de veces que salieras de tu casa te tocara hacer una fila de hasta una hora para recorrer uno o dos kilómetros. Esta es la realidad que muchos vecinos de Amatitlán deben experimentar.

Cansados del congestionamiento vial que prevalece en el municipio, un grupo de vecinos, bajo el nombre de Entremosle Amati, decidió promover un domingo sin vehículos "para que los amatitlanecos vuelvan a disfrutar de las calles".

Aunque la actividad se denomina Un Día sin Auto, también promueve el no uso de motocicletas durante 24 horas.
Aunque la actividad se denomina Un Día sin Auto, también promueve el no uso de motocicletas durante 24 horas.

La actividad ha sido convocada para el próximo 5 de marzo y a decir de Lorena Orellana, una de las integrantes de la agrupación, este sería el inicio de una práctica mensual.

La idea es promover que todos nos olvidemos una vez al mes de los carros y motocicletas que contaminan el ambiente y optemos por caminar
Lorena Orellana
, Entremosle Amati.

Los objetivos del proyecto son facilitar la locomoción en el caos urbano de Amatitlán, promover la convivencia entre vecinos, reducir la contaminación ambiental y, a largo plazo, coordinar con el apoyo de autoridades locales una actividad similar a la de Pasos y Pedales que realiza la Municipalidad de Guatemala.

  • LEE TAMBIÉN...

Colapso vial

El director de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Amatitlán, Max Arriaga, afirma que la infraestructura vial ya colapsó debido a la carga de vehículos que recorren el municipio.

Sin embargo, explica que el problema se ha incrementado desde diciembre de 2016 debido al cierre de la cuarta avenida (uno de los principales ingresos al centro de Amatitlán) para el cambio del adoquín a concreto. 

Una de las vías más utilizadas y en la que más filas se hacen es la segunda avenida. (Foto: Entremosle Amati)
Una de las vías más utilizadas y en la que más filas se hacen es la segunda avenida. (Foto: Entremosle Amati)

Si bien Arriaga destaca que ese tipo de reparaciones busca mejorar la viabilidad, reconoce que se trata de una de las arterias más utilizadas por los vecinos.

El comisario indica que como parte de las soluciones que la municipalidad implementará en las próximas semanas está el cambio de adoquín a concreto de la décima avenida (otra de las arterias principales) y la contratación de más agentes de PMT para que verifiquen que se cumplan con las normas de tránsito y no haya vehículos estacionados en zonas prohibidas. 

Arriaga agrega que otra de las soluciones que se buscó es que la colonia La Mariposa (que suma cerca de 1 mil 800 vehículos al tránsito) retome el acceso a través de marbetes para su residentes y aplace la implementación de tarjeta electrónica, ya que debido al cambio todas las tardes se hacen filas de hasta un kilómetro para ingresar, situación que impacta en el tráfico.

Según datos de 2016, en Amatitlán circulan cerca de 10 mil automóviles y 12 mil motocicletas cada día. De estos, unos 7 mil solo lo hacen entre las 5 y las 7 de la mañana y después de las 6 de la tarde, ya que viajan a municipios aledaños por motivos de empleo o estudios.

 

28 de febrero de 2017, 06:02

cerrar