Este es el "tsunami" de corrupción que destapó el MP y la CICIG

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) revelaron finalmente el "tsunami", que por mucho tiempo se veía venir, el cual engloba la mayoría de casos de corrupción en los que participaron Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

Las capturas de este nuevo #JuevesDeCICIG giraron en torno al financiamiento electoral ilícito que recibió el Partido Patriota (PP), en la campaña que llevó a la Presidencia a Otto Pérez Molina y a Roxana Baldetti como compañera de fórmula, y en el lavado de dinero que se hizo posteriormente, cuando ya ocuparon sus puestos en el Ejecutivo.

TE PUEDE INTERESAR:

En la nueva red criminal, cuya cabecilla fue Otto Pérez y Baldetti, incluyó en esta ocasión a financistas, exfuncionarios, testaferros y lavadores de dinero. 

En horas de la mañana, fueron capturados a 23 personas, pero ese número sería la mitad de lo que se esperaba.

Según la explicación del MP y la CICIG, el Partido Patriota recibía los aportes ilícitos de empresas y luego lo ingresaban a empresas de cartón, para que se borrar su huella. Se reportaban ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como aportes para campaña, pero luego esos favores se devolvían con contratos, puestos y otro tipo de regalías y comisiones.

Las televisoras

El primer caso  que la CICIG y el MP revelaron fue el de las televisoras, en especial Radio Televisión Guatemala (Canal 3) y Televisiete (Canal 7), que ofrecieron aportes de campaña, y luego recibieron contratos, cinco o seis veces mayores que el resto de canales de televisión.

Entre 2012 y 2015, Canal 3 recibió más de 99 millones de quetzales en contratos, y Canal 7, más de Q117 millones, mientras que el contrato más cercano fue de 20 millones de quetzales.

La segunda modalidad fue a través de empresas constructoras, entre otras, en que ofrecieron pagos que fueron recibidos a través de las empresas de cartón de Otto Pérez y Roxana Baldetti, y que estas luego hacían aportes al Partido Patriota, reportados ante el TSE, para lavar el dinero.

Posteriormente, estas empresas recibirían contratos o puestos clave, para cobrarse el favor. Entre los casos señalados durante la conferencia, se encuentran Topsa, cuyo representante Raúl Osoy, se hizo visible, gracias a una triangulación de fondos que provenían de las empresas de cartón de Pérez y Baldetti, recibidas por un conglomerado (La Montaña, Bentrans, El Quijote), que luego pasaban a Topsa, que aportaba al Partido Patriota.

O bien, el caso de la empresa expendedora de gasolina Blue Oil, que utilizó el mismo esquema.

La tercera modalidad se hizo a través de financistas anónimos, por medio de las empresas de Juan Carlos Monzón y Víctor Hugo Hernández (contador de Monzón), que lo reportaban como aportes para lacampaña.

El retorno del dinero

Una vez instalados en el poder, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, siempre con el auxilio de Juan Carlos Monzón, "devuelven" los favores a los financistas, a través de contratos y de puestos clave dentro de las instituciones, siempre con un cobro de comisiones, que seguían enriqueciendo a los gobernantes. Incluso, se estableció que el binomio presidencial recibía el 60% de esas comisiones.

Los capturados

Entre los aprehendidos, se encuentran exministros, como Edín Barrientos, quien fue el titular de Agricultura en tiempos de Alfonso Portillo y fue candidato vicepresidencial junto a José Efraín Ríos Montt. Además, era el Presidente de Corporación de Noticias, empresa que administraba el periódico Siglo 21, el cual fue una empresa de Roxana Baldetti.  

También Julio René Barrios Ortega (Energía y Minas en el Gobierno de Ramiro de León Carpio). 

Funcionarios y allegados al Partido Patriota también fueron capturados. El caso más resaltante fue el de Rudy Gallardo, director del Registro Nacional de Personas (Renap), así como Marvin Díaz, exdiputado naranja. 

También la secretaria en el Congreso de Roxana Baldetti, Judith del Rosario Ruiz, o el auditor y contador de Otto Pérez, Mario Contreras Díaz

Y otro caso resaltante fue el del empresario Boris Orlando Navas, representante legal de Sigma Constructores, que solo en el 2015 obtuvo casi 2 mil millones de quetzales. 

02 de junio de 2016, 18:06

cerrar