Lula da Silva, expresidente brasileño", declara por caso de corrupción

La policía brasileña allanó este viernes el domicilio del poderoso expresidente Luiz Inacio Lula da Silva en Sao Paulo y lo llevó a declarar para investigar si cometió delitos de corrupción y lavado de dinero en el marco del fraude a Petrobras.

"La policía federal hace hoy una operación de allanamiento e incautación (de documentos) en la casa de él, del Instituto Lula y de una serie de asesores y personas de su familia", dijo José Chrispiniano, asesor de prensa del expresidente y del instituto que lleva su nombre.

VINCULADO A ESTE CASO: Sinibaldi califica de "hoja shuca" el documento que lo vincula con OAS

El portavoz confirmó asimismo que Lula es objeto de una orden para llevarlo a declarar a una dependencia policial.

Según la prensa brasileña, las autoridades también llevaron de manera coercitiva a la esposa de Lula, Marisa, y a sus tres hijos, así como al presidente del Instituto Lula, Paulo Okamoto, para tomarles testimonio.

Decenas de manifestantes se agolparon frente a la residencia allanada de Lula, algunos para apoyarlo y otros para repudiarlo, y varios se han enfrentado a golpes, constataron periodistas de AFP.

Propiedades de lujo 

Los mandatos de allanamiento y traslados para declarar "están siendo ejecutados por la policía federal para investigar posibles delitos de corrupción y lavado de dinero del esquema Petrobras practicados por el expresidente Lula y asociados", dijo la fiscalía del estado de Paraná, a cargo de la investigación del megafraude a la petrolera.

"Hay evidencias de que el expresidente Lula recibió valores oriundos del esquema Petrobras por medio del envío y reforma de un apartamento tríplex y de una finca en Atibaia, de entrega de muebles de lujo en las dos propiedades y de almacenaje de los bienes por una empresa de transporte", sostuvo la fiscalía en un comunicado.

Lula niega ser propietario del tríplex en un balneario del estado de Sao Paulo y de la finca. La fiscalía sospecha que los predios fueron reformados por grandes constructoras brasileñas, que a cambio obtenían contratos en la estatal Petrobras.

"También son investigados pagos al expresidente realizados por empresas investigadas en la Operación Lava Jato, a título de supuestas donaciones y conferencias", añadió la fiscalía.

Lula, que gobernó Brasil desde 2003 hasta 2010, continúa siendo una de las figuras políticas más influyentes de Brasil y su destino está estrechamente ligado al de su sucesora, la presidenta Dilma Rousseff, y al del partido que fundó, el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

La "Operación Lava Jato" (lavadero de autos) es considerada la mayor investigación anticorrupción de la historia de Brasil y ya ha enviado a prisión o amenaza con hacerlo a parlamentarios, gobernadores, exfuncionarios y algunos de los principales empresarios del país.

La policía informó que cerca de 200 efectivos y 30 auditores cumplen 44 mandatos judiciales (33 de búsqueda y aprehensión y 11 de conducción coercitiva) en Rio de Janeiro, Sao Paulo y Bahia, y convocó una conferencia de prensa.

La operación realizada este viernes forma parte de la indagatoria de crímenes de corrupción y lavado de dinero vinculados a la trama que desvió más de 2 mil millones de dólares de Petrobras, y no incluye órdenes de prisión.

04 de marzo de 2016, 08:03

cerrar