El FC Barcelona admite dos delitos fiscales en el fichaje de Neymar

Los escándalos no terminan en el FC Barcelona. Después de la polémica y criticada campaña #TodosSomosLeoMessi, el club ya está metido en otro lío, aunque esta vez por Neymar

La directiva del club, ahora presidida por Josep María Bartomeu, lleva más de un año bajo investigación por el fichaje del futbolista brasileño. En mayo de 2013, anunciaban la incorporación del joven jugador por 57 millones de euros, pero luego la fiscalía comenzó a sospechar porque había más de un contrato firmado. 

Los papeles demostraban que había varias transacciones hechas hacia el futbolista y sus empresas familiares, por lo que Neymar y su padre también entraron en la investigación (anque ya quedaron fuera del problema). 

Sin embargo, luego de un largo proceso, el FC Barcelona se ha declarado culpable de dos delitos contra la Hacienda Pública. El club admite que los múltiples contratos que se firmaron eran para ocultar el coste total de la operación, incluido el salario del jugador. El motivo es muy simple: mientras más se declarara, más impuestos les tocaba pagar. 

Aunque el presidente Bartomeu había declarado el 13 de junio que solo se trataban “errores de planificación fiscal”, los documentos demuestran que no es así. “Los contratos tenían como principal objetivo reducir el costo para la entidad (FCB). Se trata de un incumplimiento de la obligación tributaria de retención, con la finalidad de abaratar los costos”, según se lee en el documento emitido por la Fiscalía del Estado

Por ahora no se ha revelado qué multas ha pagado y tendrá que pagar el FC Barcelona (se habla de 5.5 millones de euros), aunque sí se aclaró que ni Sandro Rosell (quien ejercía de Presidente cuando llegó Neymar) ni Josep María Bartomeu (Vicepresidente en ese entonces y Presidente actual) deberán ir a prisión. 

* Con información de Marca y Sport

12 de julio de 2016, 18:07

cerrar