"Granizadas Chapinas", para calmar tu sed este verano

Ha llegado el calor y los vendedores de antojos callejeros aprovechan el clima para ofrecer bebidas refrescantes.

Uno de esos emprendedores es Freddy Huitz, quien buscó cómo combinar el hielo con nuevos sabores. Así nació su negocio: “Granizadas Chapinas”.

Las granizadas tradicionales se preparan con hielo, jarabe y un poco de fruta. Para Huitz, esa combinación ha quedado en el pasado.

Las "Granizadas Chapinas" ofrecen variedad para todos los paladares: saladas y dulces, picantes y suaves, "vírgenes" y con licor.

Se elaboran con leche condensada, limón, pepita, chile, tamarindo, mango en conserva, chipotle, jugo V8, frituras y dulces entre muchos otros componentes.

Una de las especialidades es "la mangoneada", que lleva jugo V8, picante, pepita y un toque de limón. También hay sabores tradicionales muy apetecidos, como "la piña colada", que incluye jugo de piña, leche de coco y la infaltable guinda.

Para añadir textura, Huitz usa golosinas mexicanas, frituras de distintas marcas.

Para los niños, prepara combinaciones con jarabes coloridos que llaman la atención de los pequeños, pues además los decora con anicillos, coco rayado o en conserva y frutas. 

Si así lo desean, los adultos pueden agregarle a su "granizada exótica" un piquete de vodka, tequila, cerveza o ron. Los licores se pueden combinar para darle un toque dulce o salado, dependiendo el gusto de cada cliente. 

Un detalle que mantiene la tradición en "Granizadas Chapinas" es que Huitz sigue usando el raspador de metal que se usaba antiguamente. Esto le da ese toque artesanal a las bebidas, pues muchas granizadas hoy se preparan con máquina y el hielo tiene menos consistencia.

Huitz se ha dedicado por años a la venta de comida. Junto a su esposa, Susana Cifuentes, son propietarios del Comedor Los Olivos del Mercado Central. 

GRANIZADAS CHAPINAS EN TU EVENTO

Posted by Granizadas Chapinas on domingo, 6 de marzo de 2016

Huitz dice que su esposa tiene la habilidad de preparar más de 10 comidas al mismo tiempo, sin perder la buena sazón de cada receta. Para ella, el arte culinario es una herencia de familia, pues aprendió a cocinar de pequeña, con su mamá y abuelita.  

A Huitz le surgió la inquietud de vender granizadas distintas y empezó a investigar la forma de ofrecer algo innovador. Realizó viajes por Latinoamérica y de ahí surgió la idea de agregar otro tipo de ingredientes a sus creaciones. 

La pequeña empresa de los esposos Huitz Cifuentes cuenta con una carreta móvil para llevar servicio a domicilio y tiene la capacidad de preparar granizadas en eventos. Si usted quiere darle a sus invitados una granizada puede cotizar por medio de la cuenta de Facebook de Granizadas Chapinas. 

El precio de las granizadas varía dependiendo de la combinación y tamaño que prefiera el cliente, pero empiezan en Q10.

 

23 de marzo de 2016, 10:03