Harvard y MIT, a un paso de tener una cura para la diabetes

Algunos enfermos de diabetes tipo 1 y tipo 2 deben inyectarse insulina a diario. (Foto: telegraph.co.uk)

Algunos enfermos de diabetes tipo 1 y tipo 2 deben inyectarse insulina a diario. (Foto: telegraph.co.uk)

Una investigación conjunta de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha demostrado que la siembra de células productoras de insulina en ratones puede restaurar completamente la función de la insulina por períodos prolongados.

El hallazgo supone estar más cerca que nunca de una cura para la diabetes tipo 1, luego que los científicos demostraron que pueden apagar la enfermedad durante seis meses en dichos animales, lo que podría equivaler a varios años en los seres humanos.

Estos resultados sientan las bases para futuros estudios en humanos
Daniel Anderson
, profesor de biología aplicada en el MIT.

En el 2014, investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron cómo hacer enormes cantidades de células productoras de insulina, un avance tan significativo como los antibióticos.

Ahora, un equipo en el MIT ha demostrado que la siembra de las células en ratones puede restaurar completamente la función de insulina durante un largo tiempo, lo que podría significar el fin de las inyecciones de insulina que diaramente utilizan millones de personas en el mundo que viven con diabetes tipo 1, al cambiarlas por una transfusión de células modificadas cada pocos años.

Las células establecen efectiva independencia de la insulina a largo plazo y eliminan la carga diaria de la gestión de la enfermedad sin necesidad de inmunosupresión
Julia Greenstein
, vicepresidenta de investigación de descubrimientos en la JDRF

Cuando las celulas fueron implantadas en ratones, inmediatamente comenzaron a producir insulina en respuesta a los niveles de glucosa de la sangre del roedor y fueron capaces de mantener la glucosa dentro de un rango saludable durante 174 días.

La investigación fue publicada en la prestigiosa revista Nature Medicine

*Con información de telegraph.co.uk

 

25 de enero de 2016, 14:01

cerrar