La historia de dos hermanos cuya vida cambió de la noche a la mañana

Mario y Carlos Daniel Cúmez vivieron un día que será inolvidable para siempre. Su historia ha sido una inspiración para todo el país gracias a las redes sociales, y este sábado empezarán su primer día de clases en la Universidad Panamericana de Sololá. Ya habían arreglado sus cosas para regresar a la casa de sus padres en el Cantón Chicúa Tercero,  Chichicastenango, pero todo cambió de la noche a la mañana tras una publicación en Facebook.

Ollet Santisteban, como se llama en Facebook Olga Leticia Santisteban, contó en su perfil la historia de los dos hermanos que luchan cada día por salir adelante. En cuestión de horas, la historia se viralizó a tal punto que las autoridades de la universidad donde estudiaban los muchachos escucharon sobre ellos.

El día de hoy por cuestiones médicas, tuve que ir a zona 14 con mi mamá. Al salir del hospital, vimos a unos jóvenes...

Posted by Ollet Santisteban on jueves, 21 de enero de 2016

Con las manos aún marcadas por la pasta de zapato, el barniz y sus pertenencias empacadas en mochilas, estos dos jóvenes de 19 y 17 años, compartieron su historia, agradeciendo en primer lugar a sus padres por los valores que les enseñaron y la educación que pudieron darles a pesar de ser 13 hermanos. 

“En la escuela aprendí lo básico, mi meta es aprender más y tener muchos conocimientos, llegara a ser un licenciado, tener una maestría y conseguir un doctorado para ayudar a las personas como a mi madre que padece de gastritis nerviosa desde hace 10 años. Ella es lo más importante para nosotros”, afirma Mario.

Ser lustrador y zapatero no ha sido una tarea fácil pero, según Mario, cada trabajo debe hacerse con dignidad y respeto "ya que todo trabajo es sagrado por muy simple que sea".

Como diría el chavo del 8, a mi lo sucio se me quita bañándome
Mario Cúmez
, estudiante universitario

Mario está por empezar su segundo año en la licenciatura de enfermería, “no ha sido fácil debido a las limitaciones económicas y el duro trabajo que hacemos de lunes a viernes, de 6 de la mañana a 7 de la noche, pero vale la pena el esfuerzo para ayudar a mis padres, el resto de mis hermanos y en un futuro a las personas que lo necesiten”, asegura.

En busca de un futuro esperanzador

Calos Daniel, que este año empieza su carrera universitaria, y Mario, quien es un excelente estudiante, no son los únicos guerreros de su familia. Rosa y Manuel, sus hermanos mayores, también decidieron cambiar su vida y empezar sus estudios universitarios para tener un futuro esperanzador.

Mi historia era algo que quería revelar cuando fuera un profesional, pero Dios sabe porque hace las cosas y estoy muy agradecido con las personas que le dieron un giro a nuestra vida
Mario Cúmez
, estudiante universitario

Citando a varios filósofos y pensadores, Mario quien es fanático de la lectura, dice que todos los obstáculos de vida le han servido para salir adelante a ver sus propios errores y darse cuenta que luego de cumplir las metas siempre hay otras por alcanzar.

La Facultad de Ciencias Médicas y de la Salud de la Universidad Panamericana, el Rector Mynor Augusto Herrera junto al Consejo  Directivo de la  Universidad, decidieron otorgarles becas completas, para contribuir a fortalecer su deseo de profesionalizarse y lograr a través de su esfuerzo y su trabajo una carrera universitaria que les brinde un futuro prometedor y la oportunidad de desarrollo para su vida.

22 de enero de 2016, 18:01

cerrar