Juan Carlos Monzón: "Yo soy el eslabón que necesita el MP"

Juan Carlos Monzón, el exsecretario privado de Vicepresidencia, aceptó en su primera declaración que formó parte de la estructura denominada La Línea, pero negó ser el líder de esa organización, pues explicó que “en ese Gobierno no se hacia nada sin conocimiento y autorización de Otto Pérez y de Roxana Baldetti“. 
 
 
 
Monzón empezó pidiendo perdón al pueblo de Guatemala, por su participación en La Línea, pero aseguró que lo hizo siguiendo instrucciones, no por voluntad propia. De tal forma, negó ser pieza clave, mucho menos cabecilla, de La Línea.
 
A pesar de este primer paso de reconocimiento, en adelante sus declaraciones sirvieron para negar lo que surgían en las escuchas. Negó conocer, por ejemplo, a Julio Aldana o Mynor Pineda, quienes operaban desde dentro de las aduanas. También negó haber recibido dinero de parte de los implicados, y señaló que no conocía personalmente a Carlos Muñoz.
 
Arremetió contra los empresarios, asegurando que es por ellos que se da la defraudación aduanera y, en consecuencia, no hay recursos para financiar al Estado. También criticó que la investigación se base en reportajes periodísticos.
 
Confirmó que las declaraciones brindadas por Estuardo González, alías Eco, son verdaderas. Sin embargo, explicó que “es la verdad a medias, pero porque es la verdad que él conocía, hasta donde se le dejó llegar“. A esto, Monzón agregó que él terminará de contar la historia completa. 
 
 
En el inicio de su declaración, Monzón pidió al Juez ordenar medidas para proteger su vida y la de su familia. Aseguró que estuvo dispuesto a entregarse pero él y su esposa recibieron amenazas para no hacerlo, aunque explicó que nunca estuvo retenido  contra su voluntad en estos seis meses desde que se dictó la orden de captura en su contra. 
 
"Soy el eslabón que necesitan", dijo él, en alusión de que podría colaborar para dar detalles y descifrar aún más a la red criminal.
 
 
Al finalizar su declaración, el juez Miguel Ángel Gálvez ordenó un receso para que al volver los fiscales del Ministerio Público y la CICIG puedan hacerle preguntas.