La nueva Ley de Tarjetas de Crédito prohíbe el acoso por cobranza

Los bancos y emisores de tarjetas ya no podrán acosar u hostigar a los tarjetahabientes, es una medida que está prohibida y regulada en la nueva Ley de Tarjetas de Crédito. (Foto: Google)

Los bancos y emisores de tarjetas ya no podrán acosar u hostigar a los tarjetahabientes, es una medida que está prohibida y regulada en la nueva Ley de Tarjetas de Crédito. (Foto: Google)

Con 112 votos a favor, el Congreso de la República aprobó el Decreto 7-2015, la Ley de Tarjetas de Crédito, la cual no solo impone un tope al cobro de intereses, sino que prohíbe a los bancos y emisores de tarjetas acosar y hostigar a sus clientes para cobrarles saldos pendientes.

Cuando restaban pocos artículos para concluir la aprobación de la Ley, se adicionó un artículo nuevo, el cual prohíbe el “Acoso u hostigamiento para la cobranza”, el cual detalla que no podrán realizarse acciones que opriman, molesten o abusen de las personas de manera insistente con motivo de cobro de una deuda.

También se prohíbe que los emisores de tarjetas de crédito o empresas que se dedican a la cobranza de saldos pendientes realicen llamadas telefónicas, envíen mensajes de texto, o utilicen correos electrónicos en días y horarios inhábiles.

Esta medida busca que tampoco se “acose” a los fiadores o personas que fueron colocados como referencia para que sean ellos quienes se comuniquen con el deudor para cobrarle.

Este nuevo artículo también impedirá que los bancos peguen avisos en postes o en viviendas con tal de avergonzar al deudor para efectuar los pagos pendientes. 

La misma ley destaca que cuando el tarjetahabiente deba ya más del 150% del monto total de su deuda, el banco deberá detener el cobro de los intereses y mora, y deberá reestructurar la deuda con el usuario.

Entra en vigencia

Sin mayor discusión, los diputados aprobaron que la Ley de Tarjetas de Crédito entre en vigencia tres meses después de su publicación en el Diario de Centroamérica.

Sin embargo, antes de la aprobación, la Asociación de Emisores de Medios de Pago de Guatemala, detalló que esta Ley  podría motivarlos a cancelar más de 1 millón de tarjetas de crédito, provocando un daño incalculable a dicha industria.

Los diputados que votaron a favor de esta Ley explicaron que contrario a lo que se cree, una tarjeta de crédito dejará de ser peligrosa ya que habrán mejores condiciones para utilizarla y despertará el interés por adquirirla. 

Los diputados señalan que posteriormente propondrán una iniciativa de Ley contra la usura, la cual regulará a los bancos, casas de empeño y prohibirá la existencia de prestamistas particulares.

05 de noviembre de 2015, 14:11

cerrar