Iniciar sesión con Facebook

Mario Taracena, el eterno provocador del Congreso

Mario Taracena Díaz-Sol, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), amado y odiado en partes iguales por sus constantes provocaciones dentro del hemiciclo parlamentario, es el nuevo presidente del Congreso.

Taracena ha logrado construir un legado de polémica en el Congreso, pues es característico en él atacar verbalmente a diputados, principalmente a los del Partido Patriota (PP), así como a los de Libertad Democrática Renovada (Lider).

Coloca sobrenombres, incluso ha sido tachado de misógino por las legisladoras que se sienten insultadas cada vez que este se refiere a ellas, por ejemplo, a Roxana Baldetti le decía “Chuchita Prieta”, y ha sido confrontado por Delia Back, de Lider.

Back le arrojó agua a Taracena para que dejara de lanzar improperios en contra de los diputados de Lider. Ha entablado discusiones “infantiles”, refieren legisladores, contra Luis Rabbé, actual presidente del Congreso, incluso, ambos tuvieron que disculparse públicamente por su actitud.

En la penúltima legislatura, el entonces diputado del PP, Alejandro Sinibaldi, casi llega a golpearle para que se callara, pues llamaba “vendidos y traidores de la patria” a diputados del PP, y de la misma forma lo hizo en la legislatura que ahora concluye con los legisladores de Lider. 

Actualmente, el diputado del PP, Estuardo Galdámez, lo atacó por criticar al ejército. Taracena le contestó que mientras Galdámez estaba en la selva asesinando con uniforme militar, el diputado se encontraba redactando la Constitución Política del país.

Incluso ha sido partícipe de discusiones fuertes con los propios miembros de su bancada. Sin embargo, éstos reconocen la experiencia legislativa del diputado Taracena y confían en él para dirigir el Congreso durante este 2016.

Trayectoria de Taracena

Mario Taracena nació el 6 de mayo de 1957, es de los legisladores más longevos dentro del Congreso, pues fue diputado de la Asamblea Nacional Constituyente por el partido de la Unión del Centro Nacional (UCN), entre 1984 y 1986.

Con el mismo partido logró adjudicarse una curul durante dos periodos legislativos, es decir, de 1986 a 1991 y de 1991 a 1993; sin embargo, posterior al “Serranazo” ocurrido en 1993, Taracena salió del Congreso luego de la depuración solicitada por la población que acusaba de corruptos a los legisladores.

Pero logró ser electo como diputado al Parlamento Centroamericano de 1995 al 2000 con el Partido de Avanzada Nacional (PAN), pero es en la legislatura de 2004  a 2004 cuando logra ingresar como legislador con el partido de la UNE

Con la UNE fue reelecto para legislatura de 2008 a 2012, al igual que para la legislatura 2012 al 2016, la cual concluye este jueves y fue reelecto para cuatro años más, hasta el 2019, y se perfila como el favorito para ser, por primera vez, presidente del Congreso. 

En desacuerdo

El apellido de Taracena es sinónimo de polémica en el Congreso, y él lo sabe, pero manifestó que tomaría las riendas del Congreso si los diputados lo desean y que sería la “primera vez en la historia de este organismo del Estado, en que una Junta Directiva sea transparente con la población”, indicó. 

Sus más férreos críticos son aquellos quienes han recibido improperios de su parte, por ejemplo, Roberto Villate, jefe de bancada de la bancada de Lider, quien señaló que un presidente del Congreso debe representar la unidad y la concordia entre bloques y “Taracena es la antítesis de esa idea”.

14 de enero de 2016, 14:01

cerrar