Mateo, un pequeño guerrero que quiere escuchar

El problema auditivo de Mateo se debe a que nació de 6 meses y medio, a los medicamentos y el oxígeno que tuvo que recibir para poder sobrevivir. (Foto: cortesía)

El problema auditivo de Mateo se debe a que nació de 6 meses y medio, a los medicamentos y el oxígeno que tuvo que recibir para poder sobrevivir. (Foto: cortesía)

Un mundo silencioso, una vida solo de imágenes. Así es como vive el pequeño Mateo Alejandro, quien con un año 4 meses padece de sordera bilateral profunda y necesita de una operación muy costosa.

“Ha sido un camino muy largo, pero estamos dispuestos a seguir luchando y tocando puertas para que el pequeño Mateo tenga una vida normal”, dice su madre, Mariloly Paiz, mientras cuenta la historia desde el momento del nacimiento del niño. 

  • ADEMÁS...

El pequeño nació de 6 meses y medio debido a que a su madre le detectaron el síndrome Hellp, dando así inicio a una batalla que no imaginaban. Una libra 7 onzas pesó Mateo. Luego de estar dos meses en incubadora recibiendo oxígeno de un aparato de alta frecuencia, él se convirtió en bebé canguro.

Desde el momento de su nacimiento, Mateo se aferró a la vida. (Foto: cortesía)
Desde el momento de su nacimiento, Mateo se aferró a la vida. (Foto: cortesía)

Desde que nació, Mateo me apretaba el dedo con su mano como aferrándose a mí, así que voy a luchar y hacer lo necesario para que esté sano
Mariloly
, madre de Mateo.

Debido a su pronto nacimiento, el niño tuvo problemas en los ojos que luego de tratamientos fueron resueltos. Pero el 24 de diciembre fue cuando Mariloly noto algo muy extraño. “Luego de un tiempo sospechando que mi pequeño no escuchaba, ya que no me seguía con la mirada, el día de Navidad cuando hubo muchos juegos artificiales y cohetillos, mi Mateo no reaccionó a ningúno sonido. Confirmando cada vez más mis sospechas", afirma la madre con voz de tristeza.

El 4 de enero le hicieron una serie de exámenes dándole la peor noticia: “Mateo padece de sordera bilateral profunda en ambos oídos”, fue la frase que le dijeron a la mujer. “Sentí que el mundo se me derrumbó, es una noticia que no se la deseo a nadie”, afirma. Mateo necesita un implante coclear de 250 mil quetzales en cada oído, haciendo que esta batalla sea la más dura de ganar.

Ayúdanos a ganar la batalla

Mateo recibe terapia tres veces a la semana en la fundación Ayúdame a Escuchar, pero necesita del apoyo de las personas para recaudar los fondos y así ser intervenido quirúrgicamente por médicos extranjeros. 

“Mateo está en la edad perfecta para ser operado, ya que no tendría ningún problema lingüístico, pero necesitamos de la ayuda de las personas”, afirma su madre.

Si quieres ayudar al pequeño a vencer esta gran batalla puedes hacerlo visitando su página en Facebook “Mateo quiere escuchar”, donde realizan diferentes actividades. También están disponibles la pagina gofundme.com, la cuenta de ahorro de Banco Industrial 211-38-81284 a nombre de Mateo Alejandro Fajardo y la de Banrural (número 4094017983) a nombre de Lisbeth Mariloly Paiz.

05 de junio de 2017, 06:06

cerrar