Médicos advierten de regulación del cigarro electrónico se queda corta

Hay evidencias de que es más difícil para los fumadores de los cigarrillos electrónicos abandonar el hábito y que, además, suelen fumar también tabaco tradicional.

Hay evidencias de que es más difícil para los fumadores de los cigarrillos electrónicos abandonar el hábito y que, además, suelen fumar también tabaco tradicional.

Los profesionales sanitarios se han mostrado decepcionados por la regulación del cigarrillo electrónico, aprobada en el Congreso de Estados Unidos este miércoles y que ahora se tramita en el Senado, por "quedarse corta" y han insistido en que la legislación de este producto se equipare a la del tabaco tradicional.

En rueda de prensa, convocada por la Organización Médica Colegial (OMC) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), los responsables de varias sociedades médicas han descartado que el cigarrillo electrónico suponga "una puerta de salida" al tabaquismo porque la nicotina es "tóxica y tremendamente adictiva".

El motivo de la convocatoria era la aprobación por parte de la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja, el pasado 19 de febrero, de la nueva Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios en la que se recoge la prohibición de este producto en los centros de la Administración Pública, centros sanitarios y centros docentes y formativos.

Tampoco se pueden usar estos dispositivos en los medios de transporte públicos, ni en los parques infantiles.

En Estados Unidos, ciudades como Nueva York, Los Ángeles y Chicago ya han prohibido el uso de estos dispositivos en lugares públicos como parques, restaurantes y centros de trabajo.

El presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha mostrado su profundísima decepción con esta normativa que, según ha dicho, no se corresponde con los "compromisos verbales" del Gobierno de equiparar su regulación a la del tabaco.

Rodríguez Sendín se ha preguntado cómo se ha podido producir una regulación así de permisiva cuando está comprobado el daño de la nicotina

Desde la Sociedad Española de Epidemiología, Esteve Fernández ha afirmado que está claro que estos cigarrillos no son la puerta de salida a la adicción al tabaco, sino todo lo contrario, pueden ser la de "entrada" a nuevos consumidores.

06 de marzo de 2014, 10:03

cerrar