Preocupación en Guatemala por recién nacidos ante amenaza del Zika

Pacientes embarazadas infectadas con zika, necesitan un especial control médico. (Foto: EFE)

Pacientes embarazadas infectadas con zika, necesitan un especial control médico. (Foto: EFE)

Ante la sospecha de la relación entre el virus del zika con el incremento de casos de microcefalia en recién nacidos en Brasil, las autoridades guatemaltecas recomiendan a las mujeres en estado de gestación, incrementar las medidas de prevención para evitar contagios.

Según un reportaje de la agencia AFP, muchas mujeres que acuden a la sala de maternidad del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), reconocen tener poca información del virus de zika. Algunas desconocen los síntomas provocados por la enfermedad, y los riesgos para los bebés que esperan.

Autoridades sanitarias de Brasil, sospechan de una posible relación entre el zika y la microcefalia, luego que observaran un aumento de casos en dicho país. En el 2014, 147 bebés fueron diagnosticados de microcefalia, mientras que desde octubre 2015, han registrado casi 3 mil 900 casos sospechosos de esta malformación.

Un estudio efectuado en Brasil, da cuenta que el virus del zika, transmitido por el mosquito aedes aegypti, consigue llegar a la placenta de las mujeres embarazadas, lo cual pone en riesgo la protección del feto, pero aún no han podido comprobar que el virus produzca microcefalia en el bebé, aunque es el principal sospechoso.

Como medida preventiva, el IGSS activó una alerta epidemiológica institucional en las 22 salas de maternidad con las que cuenta en el país el pasado 25 de enero por los riesgos que corren por el virus las mujeres embarazadas. La medida estará vigente hasta que estudios científicos demuestren si existe una relación entre el virus y la microcefalia.

En Guatemala, 68 casos se han confirmado de personas infectados con el virus, entre ellos, una zacapaneca en estado de gestación, cuyo embarazo es monitoreado constantemente.