Revelan por qué los perros son mejores mascotas que los gatos

Cada uno tiene un beneficio para las personas dependiendo de la preferencia de los dueños. (Foto: Nube de Algodón)

Cada uno tiene un beneficio para las personas dependiendo de la preferencia de los dueños. (Foto: Nube de Algodón)

Este tema puede generar mucha discusión, aunque poco cambie la manera de pensar de muchas personas. Determinar si la mejor mascota es un perro o un gato puede llevar horas de debate. Por un lado, los canes tienen más territorio; por el otro, los felinos gozan de más números a su favor. 

Aunque los partidarios de cada especie pueden argumentar, la salud podría determinar qué animal puede ser el mejor compañero en el hogar. 

  • TAMBIÉN...

Durante décadas, los científicos se han esforzado por estudiar los efectos que las mascotas tienen sobre el bienestar y sugieren que puede haber un desequilibrio definitivo en los riesgos y beneficios únicos que representan los dos animales domésticos.

Según Marcia Darling, coautora de una reciente revisión de los impactos que tienen algunas especies en la salud de los humanos, ambos ayudan a disminuir el estrés y la ansiedad, una gran ayuda para la salud cardiovascular.

"No hay un estudio definitivo sobre cómo funciona esto, pero la mejor teoría que existe es que, debido a la afición de los humanos por las mascotas, estas pueden elevar los niveles de oxitocina de sus dueños", explica la experta. 

Tener una mascota también ayuda a evitar la soledad. Además, puede cambiar hábitos que afectan la salud, como fumar, y el sentimiento de responsabilidad aumenta entre los amos de dichos animales.  

Pero también existe el riesgo de que una persona pueda aislarse de los demás que no comparten la idea de tener una mascota en casa; o que se genere una gran tristeza ante la enfermedad o muerte del compañero de cuatro patas.  

A pesar de las ventajas y desventajas de cada uno de estos animales, quizá haya algunos beneficios que les den una posición privilegiada a los perros. 

Al parecer, los caninos también tienen un efecto más fuerte que los gatos cuando se trata de reducir las alergias en los niños.  

 

Se pueden entrenar para olfatear el cáncer, sentir cuando su dueño diabético tiene baja el azúcar en la sangre o avisar a un epiléptico que está próximo a tener un ataque. Sin embargo, aún se cuestiona si son realmente efectivos para esos casos. 

Pero la sintonía de los perros con las emociones humanas generalmente los hace los compañeros perfectos de apoyo social, especialmente si se comparan con la frialdad de los gatos.

No obstante, todos estos resultados no son definitivos, ya que existen distintos estudios que respaldan a cada una de estas mascotas. Las personas tampoco necesitan cambiar a su gato por un perro o viceversa. 

*Tomado de Infobae

17 de julio de 2017, 19:07

cerrar