SAT examina con polígrafo a empleados de aduana de Santo Tomás

El 15% del comercio exterior del país pasa por la portuaria Santo Tomás de Castilla sin revisión ni vigilancia. (Foto: Archivo/Soy502)

El 15% del comercio exterior del país pasa por la portuaria Santo Tomás de Castilla sin revisión ni vigilancia. (Foto: Archivo/Soy502)

La Empresa Portuaria de Santo Tomás de Castilla (Empornac) ha sido cuestionada desde hace años por falta de eficacia y operatividad. Sin embargo, fue el pasado viernes cuando el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa, dio un ultimátum y amenazó con su cierre en caso de que no tomen medidas.

Este lunes, la SAT enviará una nueva notificación a la Empornac a modo de sumario de los requerimientos presentados anteriormente con todos los aspectos que están incumpliendo: sistema de vigilancia, montacargas insuficientes, uso del depósito temporal aduanero sin autorización desde 2008 o puertas de acceso no controladas, entre otras.

El intendente de Aduanas, Werner Ovalle, explicó que hay requerimientos desde 2014, y que durante su administración se enviaron notificaciones el 30 de mayo, el 5 de septiembre y otro recordatorio el 3 de noviembre de 2016.

  • ASÍ ANUNCIÓ EL CIERRE:

Ovalle lamentó que no ha habido un interés por parte de la portuaria por cumplir con los reglamentos vigentes y es por ello que se decidió actuar.

Las evaluaciones

Ovalle indicó que actualmente hay 120 empleados de SAT en el lugar que están siendo evaluados. 

Entre otras pruebas, la institución les está evaluando en pruebas de polígrafo, recopilando llamadas de atención y revisando el tiempo que trabajan para la institución, entre otros diagnósticos.

El dia que salgan mafias nadie va a poder decir que nosotros no lo denunciamos o fuimos cómplices de esta situación.
Juan Francisco Solórzano Foppa
, jefe de la SAT

El intendente explicó que en caso de cierre de la aduana, el personal que supere las pruebas será reubicado y el resto saldrá de la institución.

"Incumplen tanto la ley que no tengo necesidad de cerrar la aduana, solo tengo que sacar a mi personal y así cerrar la aduana, no el puerto, y automáticamente todo lo que estre se convierte en contrabando", explicó el Superintendente.

Este plan de control de la carga comenzó en marzo en la aduana de Puerto Quetzal y entre algunas acciones supuso el cambio de personal incluido administradores.

El cierre

Solórzano Foppa espera que la portuaria mejore su operatividad para finales de año, no obstante, añadió que si no mejora se va a cerrar la aduana. 

Además, reiteró que si no se ha dado el cierre inmediato es por el impacto económico que supondría para el país.

"Es el segundo puerto más grande de Guatemala, la salida más importante al Atlántico, muchas de las exportaciones desde ahí se dirigen a Estados Unidos y en total supone el 15% del comercio exterior del país", detalló.

Como alternativa, el jefe de la SAT propone el uso de Puerto Barrios, que es un puerto privado que tiene en usufructo la empresa Chiquita pero que también presta servicio al sector privado, o el uso de Puerto Cortés en Honduras, aprovechando la unión aduanera.

12 de junio de 2017, 12:06

cerrar