Concepción entierra a víctimas de atentados en ambiente tenso

Un ambiente tenso se vive en Concepción, Sololá, luego del linchamiento del alcalde Basilio Juracán Leja, electo por el partido Libertad Democrática Renovada (Lider), y el asesinato de otras dos personas, ligadas a un rival político del difunto jefe edil, el fin de semana. La división del municipio se mantiene y fue notoria hasta en los cortejos fúnebres de este lunes.  
 
El alcalde Juracán fue linchado y quemado vivo por vecinos que lo acusaron de ser el responsable del ataque a tiros sufrido por el excandidato Lorenzo Saquec, del partido Unión Nacional de la Esperanza, (UNE). En ese atentado murieron la hija y la sobrina del político: Esbia Noraida Saquec, de 17 años, y Hermelinda Toc Bocel, de 16.
 
 
La división política de la población fue evidente en los cortejos fúnebres que no llegaron a juntarse en las calles de Concepción, donde se reforzó la seguridad al inicio de esta semana.
 

El Ministerio Público (MP) realiza las investigaciones correspondientes del atentado que fue calificado como un crimen político por varios vecinos del lugar. 

El candidato Sequec había solicitado a la Contraloría General de Cuentas que realizara una auditoría de la Municipalidad, por sospechas de corrupción.

Ahora, el plan de seguridad será permanente hasta nueva orden, pues los grupos rivales de la población apenas están separados por unas cuantas casas.
 
Saquec, su esposa y una tía se recuperan en el hospital Roosevelt bajo custodia, medida que solicita una sobreviviente del ataque contra Sequec.
 
*Con información de Vivian Mutz/Nuestro Diario
 

12 de octubre de 2015, 22:10

cerrar