Consejos para celebrar el Día Internacional del Beso

¿Recuerdas cómo fue tu primer beso? ¿Dónde fue? Y los más importante, ¿cómo fue y quién te lo dio?

En el día Internacional del Beso queremos darte algunos consejos, sobre todo, si crees que el primero no fue lo que esperabas.

No se trata de una festividad oficial sino que se instauró a partir del récord batido por una pareja tailandesa que se besó durante 46 horas en un certamen. Lo curioso es que el récord del beso más largo de la historia fue superado por ellos mismos que, la segunda vez, llegaron a besarse durante más de 58 horas seguidas. 

El beso seco: Es el beso simple, cuando se apoyan los labios de uno contra los del otro.

Beso presión: Con la boca cerrada se presionan los labios con fuerza. 

Beso superior: Uno de los dos muerde el labio superior de su pareja, quien a su vez devuelve el gesto besándole el labio inferior.

Beso Hollywoodense: Al momento de besarse, uno inclina al otro hacia atrás, como invitándolo a estar más cómodo. Este estilo se impuso en las películas de los años 50 y se convirtió en un clásico.

Beso francés o de lengüita: Consiste en que la mujer toque con su lengua los labios del hombre para luego introducirla en la boca de su pareja y viceversa.

Beso inesperado: Cuando la pareja no lo espera, ni en ese lugar, ni en ese momento; es una estupenda forma de encender la llama del amor.

Besos sin beso: Son los besos que no se dan pero emocionan muchísimo. Los labios únicamente se rozan para levantar la pasión y las ganas de besar apasionadamente.

Beso en la frente: Puede ser en la primer cita y es una forma de protección y cariño hacia la persona.

via GIPHY

Beso en la mano: Aunque las parejas actuales ya no lo hacen mucho, es una forma de demostrar cariño, respeto, admiración y educación. Además de seducir a la mujer de una forma clásica. 

13 de abril de 2016, 07:04