"Tregua" entre pandillas salvadoreñas cumplirá dos años este domingo

El 9 de marzo de 2012 las principales pandillas salvadoreñas aceptaron una "tregua" para parar la violencia en el país. (Foto: ElMundo)

El 9 de marzo de 2012 las principales pandillas salvadoreñas aceptaron una "tregua" para parar la violencia en el país. (Foto: ElMundo)

La "tregua" entre las pandillas de El Salvador, que bajó los homicidios desde 2012, cumplirá este domingo su segundo aniversario con señales de "ruptura", que se reflejan en un aumento de asesinatos por venganza entre estos grupos delictivos, según las autoridades salvadoreñas.

El incremento de homicidios registrado en los últimos meses "obviamente" refleja que "hay una ruptura ya en esos acuerdos" entre pandillas, reconoció el director de la Policía, Rigoberto Pleités.

La "tregua" la iniciaron el 9 de marzo de 2012 las principales pandillas que operan en el país, la Mara Salvatrucha (MS) y la Pandilla 18, a las que posteriormente se unieron otros grupos.

En ese entonces el país estaba inmerso en las elecciones legislativas y municipales del 11 de marzo de 2012 y ahora lo está en la segunda vuelta de comicios presidenciales.

El armisticio, que será un reto para el nuevo presidente que surja de los comicios del domingo, durante su primer año redujo el promedio diario de homicidios de 14 a 5,3, pero en su segundo aniversario ha repuntado a 8,8, según datos de las autoridades de Seguridad.

Entre enero y el 2 de marzo pasados se han registrado 501 homicidios, 106 más que los 395 del mismo período de 2013, según datos policiales.

Plietés señaló que "ese pacto (entre pandillas) técnicamente ya no existe", lo que ha cambiado el panorama en el país y ha llevado a las autoridades a reforzar el trabajo de seguridad.

Al menos 5.000 nuevos soldados han sido desplegados desde el martes para reforzar las tareas de seguridad que realiza la Policía salvadoreña, junto a otros 6.500 efectivos militares.

Los nuevos militares reforzarán el trabajo policial en al menos 15 municipios identificados como de alto riesgo, donde se ha incrementado la violencia, dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo.

El armisticio entre pandillas es un pacto de no agresión entre sí, aunque según los últimos datos de la Policía el 70% de los homicidios que ocurren en el país son entre estos grupos delictivos.

A raíz de ciertos crímenes de pandilleros ocurridos recientemente "se generó una ola de venganza: ataca la 18, responde la MS, y se ha generado un círculo de venganza dentro del mismo conflicto interno de ellos", explicó.

Empero, también indicó que "muchos" homicidios registrados recientemente son obra del crimen organizado y el narcotráfico, y que incluso algunos supuestamente tienen trasfondo político aunque no denunció a ningún sector en particular.

08 de marzo de 2014, 15:03

cerrar