Cuando Dani Alves está en la banca, la paz se muda a otro lugar

Dani Alves estuvo impaciente en el banquillo de suplentes. (Foto: Captura de imagen)

Dani Alves estuvo impaciente en el banquillo de suplentes. (Foto: Captura de imagen)

El defensor brasileño, Dani Alves, vivió la goleada 6-0 de Barcelona frente a Getafe desde el banca de suplentes, pero no se quedó quieto ni un minuto; el entrenador de porteros, fue su principal víctima.

Estuvo bromista durante todo el partido y con casi todos sus compañeros. Repartió "golpes", presumió sus calcetines y hasta contagió a Luis Suárez, que acabó "molestando" a Mathieu.

*Con información de canchallena.com

13 de marzo de 2016, 13:03

cerrar