En 10 años se registran 26 casos de dopaje en el fútbol guatemalteco

Marvin "Titimán" Ávila fue uno de los jugadores suspendios el año pasado. Era uno de los referentes de Municipal, también estaba considerado en la Selección Nacional. (Foto: Soy502)

Marvin "Titimán" Ávila fue uno de los jugadores suspendios el año pasado. Era uno de los referentes de Municipal, también estaba considerado en la Selección Nacional. (Foto: Soy502)

Desde el 2005 que se hacen las pruebas doping de manera habitual en el fútbol guatemalteco, se han registrado 26 casos de resultados analíticos adversos; incluyendo los seis futbolistas acusados tras la fase final del Torneo Apertura 2015.

Este miércoles fue notificado el club Antigua; por el caso de los jugadores Alexander Robinson (costarricense); Alejandro Díaz (argentino); y los porteros nacionales Víctor Ayala y Leonel Aroche, por la sustancia Farm S-22 (esteroide anabólico); además del tico, Manfred Russell, y el jugador de Guastatoya, Wilfredo Flores, por clembuterol.

El campeón nacional está en el ojo del huracán; cinco de sus jugadores presentaron resultado analítico adverso. (Foto: Archivo)
El campeón nacional está en el ojo del huracán; cinco de sus jugadores presentaron resultado analítico adverso. (Foto: Archivo)

Sólo el año pasado; se registraron once casos.

Después del Clausura 2015, resultaron afectados los futbolistas de Municipal: Kevin Santamaría, Marco Tulio Ciani, Marvin Tomás Ávila y Sergio Trujillo, mostraron presencia en sus resultados de Dimetil. Mientras tanto, el colombiano Juan Baena, salió con Clembuterol, pero por el bajo porcentaje de su muestra, no recibió sanción.

Los jugadores de Municipal que salieron afectados con las pruebas doping. Ávila y Trujillo permanecerían en el equipo el año pasado, mientras que Ciani y Santamaría, habían sido dado de baja. Aún se mantienen con sanción. (Foto: Archivo)
Los jugadores de Municipal que salieron afectados con las pruebas doping. Ávila y Trujillo permanecerían en el equipo el año pasado, mientras que Ciani y Santamaría, habían sido dado de baja. Aún se mantienen con sanción. (Foto: Archivo)

El 18 de junio del 2015, Soy502 hizo una recopilación de los antecedentes hasta el 2005.

En 2013, el delantero nacional, Rodrigo de León (Boldenona) y el costarricense, Roberth Arias (Clorestosterona), fueron sancionados por dos años. Ambos jugaron en Heredia, que fue dos veces subcampeón de Guatemala.

Un año antes, en 2012, cuatro jugadores se vieron implicados con resultados adversos en las pruebas doping. El guardameta Miguel Ángel Klee y César Méndez (Clostebol), el defensor Cristian Noriega (Clembuterol, sin sanción), y el uruguayo Franco Ariel Sosa (Clembuterol).

El panameño, Adolfo Machado, también se vio afectado en 2011, en ese entonces jugaba con Comunicaciones. Actualmente juega en Saprissa de Costa Rica, donde ya fue tres veces campeón. Pasó dos años suspendido. (Foto: Archivo)
El panameño, Adolfo Machado, también se vio afectado en 2011, en ese entonces jugaba con Comunicaciones. Actualmente juega en Saprissa de Costa Rica, donde ya fue tres veces campeón. Pasó dos años suspendido. (Foto: Archivo)

En 2011 fueron cinco los casos, tres de Comunicaciones con la misma sustancia. Fredy Thompson, Adolfo Machado y Marvin Ceballos (Boldenona). Además, el paraguayo Diego Alfonso (Testosterona), aunque le quitaron la sanción. Y, el guardameta Byron Ramos (Cocaína).

En la final departamental de 2007, entre Suchitepéquez y Jalapa, resultaron dos jugadores con dopaje. Jimmy Ozaeta (Nandrolona) y Edward Santeliz (Marihuana).

El "Shaca Shaca" Espinoza es uno de los 26 jugadores que tuvieron resultado adverso en las pruebas doping en los últimos diez años. La "condena popular" en las gradas lo ha seguido en su carrera. (Foto: Archivo)
El "Shaca Shaca" Espinoza es uno de los 26 jugadores que tuvieron resultado adverso en las pruebas doping en los últimos diez años. La "condena popular" en las gradas lo ha seguido en su carrera. (Foto: Archivo)

David el "Shaca Shaca" Espinoza (Boldenona) fue sancionado en 2007, en aquel entonces había salido campeón con Xelajú. 

Y el primer caso en los últimos diez años fue Mynor Dávila (Boldenona), en 2005, cuando jugaba en Comunicaciones. 

La "condena popular" en las gradas de los estadios ha marcado a los futbolistas quienes en primera instancia son los responsables de las sustancias que utilizan en su cuerpo. Aunque ha existido denuncias de los futbolistas que les administran sustancias sin control en los equipos. Las pruebas doping se hacen en la fase final de cada torneo de la Liga Nacional.

28 de enero de 2016, 07:01

cerrar